martes, 29 de diciembre de 2009

COMEDIA: ¿HACEMOS UNA PORNO?

TÍTULO ORIGINAL: Zack and Miri Make a Porno
AÑO; 2008
DURACIÓN: 102 min.
PAÍS:E.U.
DIRECTOR: Kevin Smith
GUIÓN: Kevin Smith
MÚSICA: James L. Venable
FOTOGRAFÍA: David Klein
REPARTO: Seth Rogen, Elizabeth Banks, Jason Mewes, Gerry Bednob, Traci Lords, Katie Morgan, Craig Robinson, Tom Savini, Jeff Anderson, Brandon Routh, Justin Long, Anne Wade, Jennifer Schwalbach Smith, David Early, Mattt Potter, Ricky Mabe
PRODUCTORA: The Weinstein Company / View Askew Productions / Blue Askew
WEB OFICIAL: http://www.hacemosunaporno.es/
GÉNERO Y CRÍTICA:Comedia.


¿Hacemos una porno? Es el regreso de Kevin Smith después de dos años de ausencia detrás de cámaras, en esta comedia el director trata de plantear una tesis acerca del cine porno, sin embargo el resultado no ha sido del todo satisfactorio y se queda a medio gas.

Zack (Seth Rogen) y Miri (Elizabeth Banks) son amigos desde la infancia, se ven como compinches y nunca se han sentido atraídos sexualmente. Zack (Rogen) trabaja como mesero en una cafetería, es un tipo con pocas aspiraciones y se toma la vida muy Light.

Miri (Banks) también tiene un empleo similar, y aunque es un poco más responsable que su compañero, este par no es lo suficientemente maduro para afrontar las responsabilidades que se les presentan, sobre todo las económicas.

Pero llega un momento en que estos dos treintañeros, no pueden solventar sus gastos, los que incluyen la renta de su departamento, la luz, el agua, la calefacción. Y si a eso añadimos que Zack gasto sus últimos dólares en una vagina de de carne que compro por Internet (jajaja) para masturbarse, pues la situación se puso peor.

Sin embargo este par para sentirse mejor, decide acudir a la reunión de exalumnos de su generación del bachillerato. Ahí se encontraran con compañeros que han tenido una vida mejor en aspectos económicos, lo que les refleja que quiza no han tomado las mejores decisiones y han desperdiciado un poco su vida.

Zack es un tipo regordete, guarro y vale madrista, por lo que se la pasa bebiendo cerveza e insinuándose a sus ex compañeras durante toda la reunión. Miri por su parte ve a un ex galán, Bobby Long (Brandon Routh) y se le insinúa, lo que no sabe es que este tipo bien parecido es gay y va con su novio Brandon (Justin Long) este último, es actor al igual que Bobby (Routh) de películas porno gay, jajajaja. Cabe mencionar que este segmento donde aparece Brandon Routh y Justin Long como pareja es genial, ya que los actores no tienen ningún enfado en burlarse de si mismos.

Asi pues nuestra pareja protagonista analiza su situación después de la reunión y como estan quebrados, a Zack (Rogen) se le ocurre una grandiosa idea, como converso un poco con Brandon (Long) sobre las ganancias de producir y distribuir porno, decide hacer su propia película porno con Miri (Banks) y asi salir de su precaria situación económica.

En este momento la trama realmente comienza, y es donde Smith trata de abordar ciertos temas un tanto espinosos para algunos sectores de la sociedad moderna, desde su punto de vista muy peculiar. Como por ejemplo la sexualidad como producto de consumo en masas, asi como también se cuestiona a una sociedad cada vez más hipócrita (que usa la moral a su conveniencia), la igualdad de géneros, el amor, etc.

Y aunque el tono de la cinta es desmadroso, el análisis no llega a ser tan mordaz como uno quisiera, aunque hay momentos gloriosos, como por ejemplo las referencias que hace el director a la saga Star Wars, cuando los protagonistas buscan una trama para su cinta. Como muchos sabrán, algunas cintas xxx basan sus historias y estética (algunas bastante cutres) en cintas famosas y lo trasladan a su mundo. Aquí los protagonistas planean grabar una versión porno de La Guerra de las Galaxias.

Al final por problemas de distinta índole, no pueden hacer la de Star Wars, pero Zack (Rogen) no se da por vencido y ambienta la cafetería donde labora como set para filmar la ansiada película. Aquí la cinta vuelve a repuntar ya que las situaciones que viven sus personajes, son bastante divertidas, por ejemplo, cuando se muestra la planificación de las escenas sexuales que tendrán sus actores, que si abra sexo anal, que si sexo oral, etc. O el reclutamiento de actores para la cinta, algunos personajes son bastante peculiares.

Asi mismo la cinta se sostiene gracias a su pareja protagónica, la cual muestra gran química en pantalla, de hecho los actores lucen naturales en sus roles. De Seth Rogen, pues hace lo mismo de siempre, mostrándose como un tipo desmadroso. La que me causo una impresión bastante grata fue Elizabeth Banks, que se percibe fresca y se nota que se divierte en su rol.

Asi como los personajes secundarios, que estan correctos y refuerzan la labor de los protagonistas. Los diálogos son otro punto fuerte en la cinta, ya que algunos son bastante mordaces y ácidos en determinados momentos.

Lo que no acaba de convencerme mucho es su desenlace de la cinta un tanto cursi y melosa, ya que aunque se adivinaba desde su desarrollo por donde van los tiros, uno esperaría algo menos convencional.

Por otro lado la historia avanza con algunos baches, lo que provoca que el film pierda ritmo y se vuelva un tanto tedioso en algunos pasajes del mismo, esto lo podría achacar al guión, que para mi gusto es alargado sin necesidad.

Podría decir que ¿Hacemos una Porno? Es una cinta entretenida, con sus momentos gloriosos, pero que resulta hasta cierto punto blanda en su mensaje final. Y aunque no llega a niveles tan estúpidos como las cintas de American Pie, el producto final se percibe no tan redondo como uno quisiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada