miércoles, 9 de diciembre de 2009

CINE DE CULTO: MANIAC

TÍTULO ORIGINAL: Maniac
Año:1980
Duración: 87 minutos
País: E.U.
Director:William Lustici
GUIÓN: C.A. Rosenberg, Joe Spinell
MÚSICA: Jay Chattaway
FOTOGRAFÍA: Robert Lindsay
REPARTO:Joe Spinell, Caroline Munro, Abigail Clayton, Kelly Piper, Rita Montone, Tom Savini, Hyla Marrow.
PRODUCTORA: Magnum Motion Pictures Inc.
GÉNERO Y CRÍTICA: Terror. Thriller. Drama

Maniac es sin duda una de esas cintas que con el paso del tiempo mantienen su condición de culto. Y aunque podría parecer un título de gore más, creo que por sus elementos un tanto cutres y amateurs, pero sobre todo por la interpretación de su actor principal sobresale del montón.

Visualmente la cinta es bastante sucia y los encuadres, así como el uso de algunos zoom empleados por su director mantienen ese aire de serie b, asi mismo uno de los puntos favorables es sin duda la crudeza visual y explícita que se muestra.

Y es que aunque el argumento no es nada original, la forma en como su director lo aborda es lo que mantiene a flote el filme. Sin embargo hay que mencionar que la cinta también tiene algunos huecos en el guión, estos bastante notorios y dejan muchas interrogantes al espectador. Aunque no se si este descuido haya sido por falta de presupuesto o simplemente se paso por alto.

Como aludía en un inicio la cinta realmente llega a otros niveles por su actor principal, todo un personaje en la industria, Joe Spinell de descendencia ítaloamericana, trabajo con grandes directores como Martin Scorsese o Francis Ford Coppola y tuvo varias colaboraciones también con Sylvester Stallone.

En Maniac, Spinell interpreta a Frank Zito, un ser repulsivo que siente un odio desmedido hacia las mujeres, lo que provoca que cada noche salga a buscar alguna femina solitaria para asesinarla, o una que otra parejita amorosa.

El ¿por que? de su odio hacia el sexo femenino, eso lo iremos descubriendo conforme avanza la trama, pero como en casi todos los casos sucede, la culpable es su madre. FranK Zito (Spinell) vive solo en su apartamento, el lugar se encuentra lleno de maniquíes femeninos. A cada victima que Zito ultima, les quita la cabellera y se las pone a sus muñecos, con los que lleva una relación enfermiza, ya que platica , duerme, come, etc. con ellos.


Por otro lado la cinta tiene un buen manejo de atmósferas, y su director logra crear buenos momentos de tensión y terror. Ejemplo, cuando nuestro enfermo asesino va siguiendo a una rubia enfermera por una estación del metro, esta ingresa al baño para tratar de esconderse, en un momento dado uno como espectador quiere, espera que el asesino haya desaparecido, pero es inevitable el desenlace. Frank Zito asesina con un cuchillo a la mujer, traspasándole el pecho.

Lo que también ayuda mucho a crear sensaciones de malestar, es que cada vez que el asesino acecha a sus victimas, se usan algunas secuencias con unas tomas subjetivas y casi siempre escuchamos la respiración de excitación del homicida.

Spinell dota de matices al psicópata, por momentos el actor crea un ser realmente repugnante, y en uno de esos tantos diálogos mentales que el asesino tiene con su madre, se vuelve un ser bastante patético. Pero cuando ataca a sus victimas, es verdaderamente es frío. La labor de Joe Spinell es simplemente magnífica.

Donde la cinta se vuelve un poco desconcertante (por la mala estructura del guión) es la relación que Zito llega a entablar con Anna (Carolinne Munro) una fotógrafa, que sin querer toma una imagen de Frank, cuando esta se encuentra en un parque.

Frank se da cuenta y consigue la dirección de Anna, después llega a su casa y conversan como si se conocieran, hasta salen juntos a cenar. Estos aspectos estan metidos con calzador y no embonan muy bien en la historia.

De los efectos de maquillaje decir que estan a cargo de Tom Savini, asiduo a este tipo de cintas, por cierto tiene un pequeño papel dentro de la historia, es un tipo al que le vuela la cabeza nuestro querubín. Asi mismo los efectos especiales estan bien realizados, hay gore y del bueno, basta con ver el final de la cinta.

Creo que Maniac es una buena cinta gore que merece ser vista, con sus defectillos, pero que por sus características ya mencionadas, sobresale del cúmulo de filmes de esta índole, sobre todo por que se percibe como un producto sincero y sin pretensiones.

Por ultimo comentar que la cinta fue censurada por su contenido y se tacho de un film misógino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada