lunes, 28 de diciembre de 2009

CINE DE ARTE: EL CHICO

TIULO ORIGINAL: The Kid
AÑO: 1921
DURACIÓN: 50 min.
PAÍS: E.U.
DIRECTOR: Charles Chaplin
GUIÓN: Charles Chaplin
MÚSICA: Película muda / Versión restaurada: Charles Chaplin
FOTOGRAFÍA: Rollie Totheroh (B&W)
REPARTO:Charles Chaplin, Jackie Coogan, Edna Purviance, Carl Miller, Tom Wilson, Henry Bergman, Lita Grey
PRODUCTORA: Charles Chaplin Productions / First National Picture
GÉNERO Y CRÍTICA: Comedia. Drama. Pobreza. Película muda.


Pues si he demorado un poco para subir otra reseña, ya saben como son estas fiestas navideñas, pero bueno, para no caer en las típicas y tópicas recomendaciones de estas temporadas, he decidido traerles a ustedes una cinta que desde mi punto de vista es un logro cinematográfico, una cinta si se puede decir pequeña, pero a su vez monumental, tanto en su forma pero aún más en su fondo.

Una cinta despojada de grandilocuencias, la cinta en cuestión es El Chico (The Kid), dirigida e interpretada por el mítico Charlie Chaplin.

La cinta nos cuenta la historia de una mujer (Edna Purviance) que da a luz a un varón, sin embargo como el padre no se hace responsable, la mujer decide abandonar al pequeño a su suerte. Pero para suerte del pequeño bebe, es hallado por un simpático y siempre bonachón Vagabundo (Charlie Chaplin) que en un principio trata de deshacerse de él.

Empero, el Vagabundo encuentra una nota en los ropajes del infante que dicen “amen y cuiden a este bebe” y asi el buen corazón de nuestro protagonista decide adoptar al bebe. Pasan cinco años, el vagabundo y el chico viven en un pequeño edificio, un cuarto, donde se encuentra la cama, una pequeña estufa, y una mesa que funge como comedor.

El vagabundo y el chico se han adaptado, tienen roles bien definidos, mas que como padre e hijo, son como camaradas. Hay buenos momentos de humor durante todo el film, a cargo del chico y Chaplin, de los que se percibe una buena química. Basta con ver la secuencia donde el vagabundo y el chico, salen a trabajar.

El chico rompe las ventanas de las casas por donde transita, corre para ocultarse, y momentos después el vagabundo pasa por la misma casa, con ventanas nuevas y mastique. En ese momento las personas salen a ver el desastre y aprovechan que va pasando el protagonista, para que les ponga ventanas nuevas. Lo que no esperaban nuestros tramposos amigos, es que por el barrio un policia los descubre, lo que provoca que estos escapen, geniales de verdad los momentos de humor.

Esta es un muestra de las situaciones con las que cuenta la cinta, por otro lado los gags empleados por Chaplin son bastantes divertidos y les aseguro que no dejaran de reírse. Pero no todo es regocijo y la película, dentro de su guión cuenta con un conflicto, ese que han de enfrentar y resolver nuestros protagonistas, para tener un desenlace más o menos feliz.

Cabe hacer mención que el ritmo de la cinta es bastante fluido, y aunque en momentos muy específicos la historia se torna más tranquila (por la exploración de personajes) la cinta tiene una calidad narrativa eficaz.

Asi mismo cuando uno ve El Chico, puede notar que su apartado visual no se percibe caduco, de hecho los encuadres, asi como las tomas utilizadas y su puesta en escena se aprecian actuales. Otro aspecto destacable es su musicalización, esta se compone de varias piezas musicales clásicas, ya que tratándose de cine mudo, había que apoyarse en la música para reforzar los aspectos emocionales que se quieren resaltar en la historia.

Pero sobre todo lo que hay que destacar es la interpretación de Chaplin, como el eterno vagabundo de gran corazón, sus muecas, sus gesticulaciones, asi como su lenguaje corporal dotan al personaje de humanismo. Asi como la interpretación del chico, el niño es convincente, te hace reir, por momentos casi llorar, que buen actor es.

Como comentaba en un principio, la cinta se despoja de pedanterías en su mensaje, percibiéndose honesta. Esta de más decir que Charlie Chaplin fue, una gran influencia para muchos comediantes, como Cantinflas, aquí en México, que deja ver mucho el estilo del comediante inglés, solo adaptándolo a su cultura y mexicanizándolo.

Asi que si quieren disfrutar de una buena película para estas fechas, donde todo es amor y bondad (y mucho consumismo). Y se encuentran hartos de las mismas películas que pasan cada año, disfruten de The Kid, cinta que no defraudara, ni a chicos, ni a grandes. De hecho a mi pequeña de dos años, le ha gustado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada