viernes, 27 de noviembre de 2009

CINE TERROR: LA ULTIMA CASA DE LA IZQUIERDA

TÍTULO ORIGINAL: The Last House on the Left
AÑO: 2009
DURACIÓN: 100 min.
PAÍS: E.U.
DIRECTOR:
Dennis Iliadis
GUIÓN: Adam Alleca, Carl Ellsworth (Remake: Wes Craven)
MÚSICA: John Murphy
FOTOGRAFÍA: Sharone Meir
REPARTO:
Tony Goldwyn, Monica Potter, Garret Dillahunt, Sara Paxton, Rhys Coiro, Martha MacIsaac, Riki Lindhome, Aaron Paul, Spencer Treat Clark
PRODUCTORA: Universal Pictures / Midnight Pictures
WEB OFICIAL:
http://www.thelasthouseontheleft.com/
GÉNERO Y CRÍTICA:Terror. Thriller. Remake. Gore

Otro remake de terror, de esos que parecen innecesarios a primera vista, como la mayoria. Pero vayamos por partes, La última Casa de la Izquierda es el debut de un joven Wes Craven, haya por el año 1972, que con este título de bajo presupuesto, atrajo la mirada de los fans del cine de horror.

Sobre todo por que el film mostraba una violencia gráfica y un argumento bastante mal sano, que para la época era hasta cierto punto ofensivo. Sin embargo la cinta se volvió de culto. Ahora, a casi cuarenta años el director Dennos Iliadis, nos muestra su propia visión de la historia.

Básicamente el argumento de la nueva versión es el mismo, aunque con algunas variantes, que funcionan.

La historia nos cuenta el viaje, de una familia norteamericana a su casa de descanso, la que se encuentra cerca de un lago en una pequeña ciudad. La familia esta integrada por el patriarca, John Collingwood (Tony Goldwyn) el cual es medico, su esposa Emma (Mónica Potter) y su hija, Mari (Sara Paxtón), quienes componen una familia feliz y armoniosa.

Lo que no saben es que su tranquilidad, va a terminar cuando por circunstancias del destino, se topen con unos delincuentes que acaban de escapar de la cárcel y estan prófugos.


Cuando Marie (Sara Paxton) decide pasar el día con su amiga Paige, pide la camioneta a sus padres para visitarla, ellos acceden pero le piden que no llegue tarde a casa.

Esa tarde Marie y Paige, conocen a un chico bastante reservado, el cual les ofrece en venta marihuana. Marie tiene sus reservas, pero Paige la convence de que la acompañe con el chico.

Las jóvenes llegan a un motel con el chico, entonces comienzan a drogarse, momentos después, aparece Krug (Garret Dillahunt) y su banda que como se encuentran prófugos no quieren testigos así que secuestran a las chicas y las llevan con ellos para deshacerse de ellas.

Sin embargo cuando transitan por el camino que esta cerca del lago, donde esta la casa de los Collinwood, por lo que Marie trata de escapar provocando que la camioneta en donde iban se volcara.

Es por eso que los maleantes y las jóvenes quedan mal heridos, sin embargo Paige intenta escapar, pero dos integrantes de la banda la capturan de nuevo. Como Krug esta harto del comportamiento de las jóvenes cautivas, decide asesinar a Paige.

Y acto seguido viola a Marie en presencia de los demás integrantes, con tal saña y frialdad que parece que Krug no es humano, ya que no demuestra ningún tipo de compasión.

Asi que Marie en un último esfuerzo, después de reincorporarse de la vejación que ha sufrido, intenta escapar corriendo al lago. Cuando se encuentra nadando Krug le dispara impactando la espalda de la joven y la dan por muerta.

Pero la vida da muchas vueltas, y los maleantes llegan a pedir albergue en la casa de los Collinwood, ya que se encuentran heridos, los padres de Marie los reciben y los ayudan.

Pero, sorpresa, Marie no murió y logra llegar a la casa con sus padres, y estos descubren que sus nuevos huéspedes son los autores de las atrocidades de su hija.

Y es en ese momento donde la cinta, dentro de su discurso plantea varios análisis, el primero podría ser que nuestras acciones (tomadas de manera incorrecta o no) siempre traen consecuencias, y el segundo, el que sostiene toda la cinta es ¿Qué haríamos nosotros como espectadores, si alguno de nuestros seres queridos fuera lastimado? ¿Hasta donde llegaríamos para vengarnos?

Es por eso que el film remarca los aspectos más oscuros y perturbadores del ser humano en los personajes de los delincuentes, los cuales estan esbozados de forma en que uno como espectador siente repulsión hacia ellos y sus acciones.

Asi como la bondad de los Collinwood, personas que logran la identificación con el espectador. Su director logra buenos momentos de tensión en varios tramos de la historia, lo que hace que el presente siempre tenga la incertidumbre de lo que va ocurrir. Esto gracias a una narración pausada, pero a su vez bastante fluida.

Asi como una ambientación bien lograda, con atmósferas opresivas que se apoyan en los encuadres cerrados y una paleta cromática con colores fríos.

Las escenas violentas son explicitas, asi como el gore empleado y vienen a reforzar el relato, lo que provoca una sensación de malestar e incomodidad en el espectador.

Sin embargo debo puntualizar que no llega a los niveles de crueldad y mala leche de otros títulos, como Las Colinas tienen Ojos (Alexandré Aja, 2006) o los Renegados del Diablo (Rob Zombie, 2005)

Por otro lado la labor de los actores me pareció más que correcta, ya que los malos de la cinta no estan exagerados, asi como las jóvenes.

¿El desenlace? Mejor vean la cinta. Peliculilla que aunque no es la octava maravilla, por lo menos esta por encima de muchos remakes bastante mediocres, que muestra de una forma correcta un tema un tanto manido, la justicia por propia mano.

Como simple apunte, decir que el señor Park Chan-wook, realizo una trilogia de cintas sobre la venganza, bastantes recomendables y que no deben perderse.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada