jueves, 28 de octubre de 2010

CINE DE CULTO: LA COSA DEL OTRO MUNDO

TÍTULO ORIGINAL: The Thing
AÑO: 1982
DURACIÓN: 108 min.
PAÍS: E.U.
DIRECTOR: John Carpenter
GUIÓN: Bill Lancaster (Novela: John W. Campbell)
MÚSICA: Ennio Morricone
FOTOGRAFÍA: Dean Cundey
REPARTO : Kurt Russell, Wilford Brimley, David Clennon, Richad Dysart, Donald Moffat, Richard Masur, Keith David
PRODUCTORA: Universal Pictures
GÉNERO: Ciencia ficción. Terror. Remake.




Pues si estimados lectores, otra de Carpenter, ¿qué les puedo decir si este señor es uno de los directores más solventes en el terreno de la CFI y el terror?, además que la cinta en cuestión es ya todo un clásico del género y por supuesto encaja a la perfección para disfrutar en estas fechas de Halloween ya que si algo nos enseño la excelente cinta de George Romero llamada Creepshow (1982) en uno de sus capítulos (La Muerte Solitaria de Jordy Verill) es que en estas épocas podemos estar expuestos a invasiones alienígenas.

La cinta de Carpenter nos muestra ya desde su arranque como una nave espacial vuela por encima del planeta tierra, instantes después se nos muestra la solitaria antártida, ahí un helicóptero persigue a un perro sin explicación alguna, asi mismo uno de los hombres que van dentro del aparato intenta eliminar al animal disparándole con un rifle sin resultados. Total que el perro llega a una reserva de investigaciones científicas de los Estados Unidos, por lo que los hombres que trabajan en ese lugar comienzan a preguntarse que es lo que esta pasando.

Acto seguido los tripulantes del helicóptero bajan de este para eliminar a toda costa al can, incluso se nota desesperación en los rostros de los hombres, sin embargo dentro de ésta, por acabar con el animal, uno de los sujetos intenta lanzarle una especie de granada y por descuido se le cae provocando que el vehículo donde viajaban explote y perezca uno de los tripulantes.

El segundo sujeto cuando observa que el perro ingresa al complejo comienza a disparar como loco, hiriendo a uno de los hombres que ahí trabajan, por lo que  Garry (Donald Moffat) quien es encargado de la seguridad del campamento norteamericano le asesta un balazo en la cabeza al aturdido hombre que ingreso para eliminar al perro.

Después de estos eventos los norteamericanos se quedan pasmados sin entender exactamente que carajos paso, ¿por qué hombres armados querían eliminar a un simple perro?  Es por este motivo que Garry (Moffat) le encomienda a Mac (Jurt Russell) y al Dr. Copper (Richard Dysart) que investiguen el campamento de los hombres que perecieron, ya que este se encuentra a unos kilómetros de de donde estan ubicados.

Cuando por fin Mac (Russell) y el Dr. Copper (Dysart) llegan al campamento de los noruegos, descubren que este está destruido completamente, sin ninguna señal de vida y solo logran encontrar un cadáver. Asi mismo e investigando más a fondo, Mac hace un increíble hallazgo encontrando una cámara donde hay un cuerpo alienígena bastante grotesco, para finalmente llevar al organismo al campamento para realizarle pruebas.

Sin embargo y para sorpresa del respetable nuestros protagonistas se darán cuenta demasiado tarde  que aquel extraño cuerpo que encontraron, es una especie de raza alienígena que funciona como una plaga, pues se adapta a su entorno y lo consume.

Por si fuera poco y lo más aterrador es que este puede tomar la forma de cualquier ser vivo para pasar desapercibido (claro consumiendo a su huesped), por lo que se comienzan a resolver algunas incógnitas sobre el extraño perro y el motivo para querer aniquilarlo.
 
Para colmo de males las cosas se complican cuando el extraño perro muestra su verdadera naturaleza (en una de las escenas mas descojonantes y aterradoras que haya visto, pues el ente alienígena sale del pequeño cuerpo del can para convertirse en una especie de araña gigantesca) para poseer a los hombres. Incluso y aun cuando estos se defienden, sin saberlos han sido contaminados, ahora cualquiera de ellos podría tener al ente dentro de si.

Lo que sigue después es un torcido juego, casi podría decir que muy Hitchconiano pues todos los involucrados dudan de si mismos, nadie sabe quien pueda ser ya un alienígena, motivo para que el relato se torne más interesante, pero sobre todo aterrador (la prueba que realiza Mac  a la sangre de cada sujeto es impresionante y te arranca un buen susto cuando esta toma vida propia).

Con estos elementos el maestro John Carpenter firma lo que para un servidor tal vez sea la mejor obra de su interesantísima filmografía, pues este film es una muestra de soberbia narrativa (desde su arranque la historia te atrapa) pues el guión que en esta ocasión aunque no es del director norteamericano, si contiene las características plásticas y narrativas que hacen del cine de este señor tan interesantes, como es el hecho que el guión  se despoje de artimañas pueriles y se concentre en un verdadero juego de inteligencia mental para que el espectador vaya deshebrando tan exquisito relato.

Esto también gracias a las increíbles locaciones que enmarcan esta gran historia, pues estar atrapado en medio de la nada, con tan solo miles de kilómetros de nieve a la redonda, es como estar en un infierno helado. Asi mismo, las atmósferas son increíbles, son lúgubres y desoladoras, haciendo que la cinta también tome tintes muy lovecraftianos sobre todo en la representación de la amenaza.  

Por otra parte los FX empleados para dar vida a los monstruos son geniales, destilan imaginación y son horripilantes, además de que se emplea una dosis bastante efectiva en cuanto a gore y la banda sonora compuesta por Ennio Morricone le brinda intensidad a la historia. Finalmente los actores estan correctos en sus papeles y aunque se podría decir que Kurt Russell es el héroe de la historia, el resto de los personajes tienen una relevancia de peso en la trama, y lejos de ser tópicos del género cuentan con tridimensionalidad.

Por todos estos motivos considero que La Cosa del otro Mundo es sin lugar a dudas una obra redonda, no solamente de género si no de la cinematografía en general y aunque en estos momentos no contemos con el mejor Carpenter (su última joyita cinematográfica que pude ver fue  Quemadura de Cigarrillos, 2005) este ya nos ha dejado algunas obras para la posteridad.

Por cierto La Cosa del otro mundo es un remake de una cinta de 1951 de Christian Nyby.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada