viernes, 5 de noviembre de 2010

CINE DE AUTOR: EL CENTURION

TÍTULO ORIGINAL: Centurion
AÑO: 2010
DURACIÓN: 97 min.
PAÍS: Inglaterra
DIRECTOR: Neil Marshall
GUIÓN: Neil Marshall
MÚSICA: Ilan Eshkeri
FOTOGRAFÍA: Sam McCurdy
REPARTO : Michael Fassbender, Dominic West, Olga Kurylenko, Noel Clarke, David Morrissey, JJ Feild, Axelle Carolyn, Riz Ahmed, Dave Legeno, Ulrich Thomsen, Imogen Poots, Dhaffer L'Abidine, James Currie, Hamish Moir, Christopher Hale, Eoin Macken, Robert Roman Ratajczak
PRODUCTORA: Celador Films
WEB OFICIAL: http://www.centurionmovie.com/
GÉNERO: Aventuras. Antigua Roma.


Sin temor a equivocarme puedo asegurar que Neil Marshall es un  director al que uno debe seguirle la pista, ya que este podría decirse que esta en vías de convertirse en un realizador de culto sobre todo por su estilo de trabajo y por supuesto por el tipo de proyectos que se encarga de realizar. Ahí tenemos su increíble opera prima Dog Soldiers (2002) cinta que le devolvió el respeto a la figura de los Hombres Lobo o El Descenso (2005) obra claustrofóbica y aterradora que dentro de su discurso explora los oscuros recovecos de la condición humana.

Y su tercer largo llamado Doomsday (2008) nos concedía un relato post apocalíptico muy al estilo de Mad Max, pero más brutal y cínico. Ahora el realizador inglés nos entrega su último trabajo llamado El Centurión, film ambientado por el año 119 en Bretaña donde se nos cuenta la historia de una Legión de soldados romanos que ha sido atacada por los bárbaros que se aferran a no ser conquistados por el Imperio Romano.

Ahí en ese pequeño campamento los romanos son masacrados, sin embargo uno de los valientes hombres logra escapar, su nombre Quintus Dias (Michael Fassbender) un soldado con el rango de Centurión, este en su huida es perseguido sin tregua por los bárbaros que intentan a toda costa eliminar a cualquier hombre que represente a Roma

 Asi mismo, en Roma, el gobernador Julios Agrícola (Paul Freeman) le encomienda al General Titus (Dominic West) que vaya a reforzar las labores de conquista para extender el Imperio en la zona donde la Legión fue atacada, por tal motivo el General forma un pelotón y se dirige a cumplir su misión, con todo y que cuestiona los motivos de Julios (Freeman), pues cree que ya es momento de que el y sus hombres se retiren, pues en tantos años de guerra no han obtenido más que sufrimiento y dolor.
  
Por tal motivo cuando el General Titus (West) va en camino a cumplir su misión, en determinado punto del viaje se topa con el Centurión Quintus (Fassbender) quien lleva días escapando de sus captores, por lo que Titus lo rescata y elimina a sus cazadores. Ya a salvo Quintus les cuenta que la Legión ha sido exterminada por los bárbaros, por tal motivo Titus decide que deben regresar pues ya no hay nada que hacer.

Sin embargo cuando los hombres de Titus regresan son emboscados por los Bárbaros, masacrando a la mayoría de estos y llevándose al General como rehén. Cabe hacer mención que esta primera batalla es de lo mejor del film pues Marshall logra transmitir toda la violencia y brutalidad en esta, por lo que podremos ver amputaciones y chorros de sangre cuando los soldados y salvajes pelean entre si.

El hecho es que Quintus Dias y un grupo de seis hombres logran sobrevivir al bestial ataque, empero lejos de huir, el Centurión convence a estos para organizar una misión de rescate, pues considera que el General Titus no merece morir en manos de los enemigos ya que este último siempre ha velado por el bienestar de sus hombres.

Es asi como nuestros protagonistas ingresan a territorio hostil para tratar de salvar a su lider, pero la misión falla y lo que es peor es que uno de los hombres del Centurion en determinado momento del rescate mata por accidente al hijo de Gorlacon (Ulrich Thomsen) el jefe de la tribu de bárbaros. Por tal motivo Quintus y sus hombres dejan al General a su suerte cuando ya  no pueden hacer nada.

Desgraciadamente para el Centurión y sus hombres, Gorlacon, al descubrir el cuerpo inerte de su vástago se enfurece y manda matar a los soldados romanos, por lo que envía a Etaín (Olga Kurylenko) y un grupo de cazadores, los cuales no descansaran hasta acabar con sus presas.  Lo que sigue después es toda una apología de adrenalina y escenas de acción bien filmadas, con su justa dosis de gore y violencia, pues a partir de este punto de la historia la cinta nos muestra como una expedita Etaín (Kurylenko en el mejor papel de su vida) como si de un perro de caza se tratase,  les respira en la nuca al grupo de soldados, los cuales heridos, hambrientos y disminuidos en capacidades físicas luchan por sus vidas para llegar a Roma, aunque algunos irán cayendo uno a uno a manos de la Bruja Etaín.

De nueva cuenta Neil Marshall firma un trabajo dinámico, solvente, violento y sin lugar a dudas entretenido, además de que vuelve a demostrar que tiene la capacidad de hacer que sus cintas luzcan una calidad de factura muy superior para el mediano presupuesto con el que esta acostumbrado a trabajar. Por ejemplo el director inglés le saca todo el potencial a los hermosos y fríos paisajes montañosos para desarrollar esta épica, por lo que estos se vuelven parte importante del relato.

Asi mismo el realizador monta unas potentes y solventes escenas de acción cuerpo a cuerpo, (como la batalla final) donde la sangre, las amputaciones y desmembramientos estan a la orden del día para elevar a otras alturas lo que pudo haber sido una aburrida historia tipo Gladiador (Ridley Scott, 2000) o peor aun El reino de los cielos (2005) también de Scott, motivo por el cual la historia se despoja de discursos moralistas o pretensiones maniqueas y se centra en la acción pura y dura, convirtiendo al film en una gran aventura, asi de simple.

Incluso encontraremos algunos bosquejos sobre la lealtad, camaradería y traiciones políticas, aspectos que sirven más como marco histórico para soportar la historia que se esta contando, pero que se dejan de lado pues la verdadera intención del relato no es el de profundizar en estos.

 Asi mismo, esto no molesta, más sin embargo Marshall mete un poco la pata al incluir un personaje femenino interpretado por la guapa Imogen Poots, la cual funge como interés amoroso de Quintus (Michael Fassbender), aspecto que lejos de profundizar en las motivaciones de nuestro héroe las  lastra, ya que se perciben pueriles y superfluas.

Por otra parte extraña un poco el final que ha firmado Marshall para cerrar esta violenta épica, muy  happy ending, el cual al menos a un servidor le ha dejado un sabor de boca agridulce, sin embargo elementos como algunas vueltas de tuercas, violencia gráfica, un poco de humor negro y algunas sorpresas (pues no se sabe que personajes van a morir) hacen que el film no se vaya al traste. Por otra parte, los actores en su mayoría ingleses, cumplen con cabalidad sus roles sobresaliendo un Michael Fassbender que me ha recordado mucho al también duro Charlton Heston, sobre todo por su aspecto  físico, al igual que un carismático Dominic West como leal General del Imperio Romano.

Asi que puedo recomendar con entusiasmo el último trabajo de Marshall, el cual si bien no es una maravilla, si es muy superior a muchos trabajos hechos por el inepto Michael Bay, ya que al menos Centurion ofrece hora y media de honesto y testosterónico entretenimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada