sábado, 5 de septiembre de 2009

CINE DE CULTO: BAD BIOLOGY

TITULO ORIGINAL: Bad Biology
AÑO: 2008
DURACIÓN:85 min.

PAÍS: E.U.
DIRECTOR:
Frank Henenlotter
GUIÓN:
Frank Henenlotter, R.A. Thorburn
MÚSICA: Josh Glazer, Prince Paul
FOTOGRAFÍA: Nick Deeg
REPARTO:
Charlee Danielson, Tom Kohut, Krista Ayne, Anthony Sneed
PRODUCTORA:
Bad Biology
Terror. Fantástico.

Bad Biology es el retorno detrás de cámaras de Frank Henenlotter, después de una larga ausencia de más de diez años. Para los que no estén familiarizados con su trabajo este señor a filmado películas realmente inauditas como Basket Case (1982) o sus secuelas, lo que si es un hecho es que su cine no es para todos los gustos.

En esta cinta la historia es la siguiente, Jennifer (Charlee Danielson) es una ninfómana que cuenta con siete clítoris, por lo que le es difícil satisfacer su apetito sexual. Así que tiene relaciones sexuales a menudo con parejas ocasionales, sin embargo siempre termina matándolos y por si fuera poco después de cada acto sexual, da a luz a unos bebes bastante horribles, de los cuales también se deshace.

Por otro lado tenemos a Batz (Anthony Sneed) un joven que ha realizado infinidad de experimentos en su pene, el cual ha crecido de manera descomunal y lo que es peor ha tomado conciencia propia (jajaja). Todo esto por la aplicación de diferentes drogas y esteroides.

La trama termina por juntar a este par, lo interesante del film es su desarrollo, ya que los diálogos gozan de bastante sarcasmo y las situaciones que se dan son verdaderamente surrealistas. Por ejemplo en una escena podemos observar el interior de la vagina de la protagonista, en la cual podemos ver todos sus clítoris los cuales parecen radioactivos, o cuando el pene Batz decide desprenderse de el para saciar sus bajos instintos, esta secuencia es impagable.


Pero la película no solo es un desfile de imágenes grotescas y situaciones jocosas, ya que su historia tiene un trasfondo, se cuestiona la moral y la sexualidad de nuestra sociedad actual. Claro es de agradecerse que se haga con toques gore y humor negro (negrísimo).

Asimismo resaltar su apartado visual el cual goza de una estética cutre, así como su banda sonora. Filme de horror de serie Z que rompe paradigmas en su planteamiento, con momentos que recuerdan a Cronenberg. Una cosa es segura, este film no dejara indiferente a quién se atreva a visionarlo.

Para finalizar, comentar que me parece valiente la posición de su director ante una industria de entretenimiento cada vez más enajenada y en decadencia. La única pregunta que queda en el aire es ¿Frank Henenlotter es un genio o esta realmente loco? Júzguenlo ustedes mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada