miércoles, 26 de agosto de 2009

KIESLOWSKY: TRES COLORES, AZUL

TITULO ORIGINAL: Trois couleurs: Bleu
AÑO : 1993
DURACIÓN : 98 min.
Trailers/Vídeos
PAÍS : POLONIA
DIRECTOR :
Krzysztof Kieslowski
GUIÓN : Krzysztof Piesiewicz & Krzysztof Kieslowski
MÚSICA : Zbigniew Preisner
FOTOGRAFÍA: Slawomir Idziak
REPARTO :
Juliette Binoche, Benoît Régent, Florence Pernel, Charlotte Vêry, Hélène Vincent, Philippe Volter, Claude Duneton, Emmanuelle Riva
PRODUCTORA: Coproducción Polonia-Francia; MK2 Productions / Tor Production


Esta cinta llamada Azul es la primera de la trilogía Tres colores, centrada en los ideales revolucionarios franceses; y es sucedida por los otros dos capítulos Blanco y Rojo.

Aquí Kieslowski explora temas tan universales como la libertad, el amor, el dolor, los dogmas, etc. Dichos valores son canalizados a través de sus personajes, los cuales buscan la mejor manera de lidiar con ellos.

En Azul la historia se centra en Julie (Juliette Binoche) una mujer que después de sufrir un accidente automovilístico, pierde a su hija y esposo quien era un prestigioso compositor. Este acontecimiento la marcara para siempre. Con esta premisa el director polaco nos sumerge en la psique de la protagonista, la cual tendrá que decidir entre vivir o morir en vida.


La historia es sencilla y ahí radica su belleza, ya que su desarrollo tiene pasajes de verdadero lirismo, con muchos silencios, con un ritmo sumamente pausado el cual nos envuelve en la tragedia de su protagonista.


El personaje de Julie va evolucionando conforme avanza la historia, después de recuperarse de sus heridas físicas, decide despojarse de todos sus bienes materiales y así emprender una nueva vida. Sin embargo no logra obtener su libertad emocional ya que decide vivir con enojo y culpa, aunque este le cause dolor.

El dolor y la tristeza invaden casi todo el relato, dichas emociones son reforzadas por una fotografía en color azul la cual logra transmitir una atmósfera de soledad y frialdad. Asimismo es bien empleada en algunos momentos claves la utilización de algunas notas de la música de Preisner.

Igualmente, el uso de primeros planos al rostro de la protagonista refuerza la carga dramática y psicológica de la misma. Cabe resaltar la interpretación de Juliette Binoche, que solo son su mirada logra transmitir todo el sufrimiento que lleva dentro el personaje.

El director polaco dota de realismo la historia y no forza al espectador a la lágrima fácil, más bien hace que el presente sienta empatía hacia su protagonista, sin usar ningún artificio.

Peliculón que habla sobre despojarnos de todas las ataduras (materiales o emocionales) que no nos dejan crecer como seres humanos y por la que muchas veces no somos realmente libres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada