sábado, 1 de octubre de 2011

CIENCIA FICCIÓN: EL PLANETA DE LOS SIMIOS (RE) EVOLUCIÓN

TÍTULO ORIGINAL: Rise of the Planet of the Apes
AÑO: 2011
DURACIÓN: 110 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Rupert Wyatt
GUIÓN: Rick Jaffa, Amanda Silver (Novela: Pierre Boulle)
MÚSICA: Patrick Doyle
FOTOGRAFÍA: Andrew Lesnie
REPARTO: James Franco, Andy Serkis, Freida Pinto, Brian Cox, John Lithgow, Tom Felton, David Oyelowo, Tyler Labine, Jamie Harris, David Hewlett
PRODUCTORA: 20th Century Fox / Chernin Entertainment
GÉNERO: Ciencia Ficción.


Vagos son los recuerdos que su servidor guarda de aquella vieja saga de ciencia ficción que comenzara con aquel estimulante filme llamado El Planeta de los Simios (Franklin Schaffner, 1968), historia que mostraba a una civilización humana postrada ante el yugo opresor de una raza de primates superdesarrollazos con inteligencia prócer a la de los humanos, más sin embargo con todo y que las evocaciones son algo lejanas el que esto escribe si recuerda haber encontrado en aquel relato una  poderosa  metáfora bastante pesimista sobre la condición humana, la cual en estos tiempos de penumbra ideológica se percibe suficientemente actual.

Ahora 43 años después llega esta precuela realizada por el director Rupert Wyatt para demostrar que cuando se cuidan aspectos tan elementales como un guión solvente, buenas actuaciones y una cuidada dirección, el resultado sin lugar a dudas es una cinta portentosa, emocionante, entretenida y por supuesto crítica en su discurso. La historia se centra en un joven científico llamado Will Rodman (James Franco) el cual ha trabajado durante años en investigaciones que le den la cura para el mal del Alzheimer, (su padre sufre de dicha enfermedad) afortunadamente estas indagaciones rinden frutos y es asi como Will crea una sustancia que regenera las células dañadas del cerebro, lo que aparentemente representaría la tan anhelada cura.

Sin embargo y como esta cura es experimental Will (Franco)  debe hacer más pruebas en los simios con los que cuenta en su laboratorio antes de usar el medicamento en personas, por tal motivo aplica la medicina a una simio hembra bautizada como ojos verdes la cual ha demostrado una inteligencia increíble en comparación con los otros monos cuando se expone a la sustancia, motivo por el cual ha sido elegida para una demostración ante la junta directiva de la empresa farmacéutica para la aprobación de dicho proyecto, empero y cuando nuestro protagonista esta listo para la demostración, un acontecimiento pone agresivo al animal provocando que el proyecto sea cancelado al tiempo que se ordena el exterminio de todos los monos.

Empero otro descubrimiento pondrá a prueba la humanidad de Will cuando se revele que “ojos verdes” dio a luz a un pequeño mono al cual decide llevar a casa  para cuidarlo por una noche mientras decide que hacer con el (pues no tiene la sangre fría para “dormirlo” como sucedió como los otros primates del laboratorio), pero esa simple noche se convierte en años de cuidados y convivencia lo que crea  un vinculo emocional entre César (como se le ha bautizado al simio)  Will y su padre,  quien a su vez descubre maravillado que la madre del mono le heredado genéticamente toda la inteligencia, razón por la cual el primate comienza a generar conciencia propia sobre la condición humana (las diversas escenas que muestran al animal observar por la ventana el comportamiento de los vecinos son muestra fehaciente de esto).

Tiempo después el padre (John Lithgow) de Will comienza a empeorar gracias al mal de Alzheimer que padece desde hace varios años por lo cual su hijo ya desesperado decide aplicarle la vacuna que solo había usado en monos, solo  para descubrir que esta realmente funciona en humanos cuando las capacidades físicas e intelectivas de su progenitor mejoran considerablemente. Total que cuando todo parecía estan bien en la vida  Will, su padre y César, un desagradable suceso hará que encierren al primate en un albergue para chimpancés cuando es acusado de haber atacado a un hombre, y a partir de ese momento las cosas cambiarán para la humanidad (para mal claro) cuando César con su gran inteligencia y capacidad de disección comience a reclutar y organizar a cientos de antropoides para rebelarse ante las crueles practicas que el hombre comete contra los animales (las escenas del albergue muestran de manera cruda y sin concesiones esa fascinación que algunos hombres aun experimentan al dañar a los animales).

Y básicamente esta sería la premisa de un guión que construyen de manera eficaz los guionistas Rick Jaffa y Amanda Silver los cuales se preocupan por dotar este de inteligencia y verosimilidad, motivo por el cual el lenguaje cinematográfico que realiza el director Rupert Wyatt se percibe vigoroso,  y es que si lo analizamos la mayor virtud del guión es sin lugar a dudas el planteamiento tanto de situaciones como del certero diseño de personajes pues conforme avanza la trama el espectador nunca siente que se le esta intentando tomar el pelo; aun y cuando el relato plantea situaciones fantásticas (como la super inteligencia de los primates y su evidente revolución ideológica la cual parece mamar sus preceptos de las teorías más Darwinianas).

Incluso las motivaciones del personaje de César son tales que el respetable logrará empatizar con este e implícitamente apoyará sus acciones, y todo esto por que el discurso ideológico del film esta despojado de maniqueísmos baratos y pretensiones manidas (cosa contraria a lo ocurrido en la Avatar de James Cameron) por lo cual este conecta directamente con el espectador. Por otra parte los efectos especiales creados por ordenador estan correctísimos (los simios se perciben creíbles tanto en su anatomía y sobre todo en las facciones de sus rostros los cuales expresan humanidad ¿Qué irónico no?) con las que cuentan  funcionan en servicio de la historia y no al contrario, empero esto no quiere decir que el film de Wyatt carezca de espectáculo (el clímax final que se desarrolla en el Golden Gate de San Francisco es muestra clara de esto), más sin embargo este esta rodado con sobriedad por lo que el espectáculo nunca se percibe sobrado.

Es asi que incluso me atrevería a decir que los momentos más poderosos y emotivos de la cinta son aquellos en donde se explora la humanidad de los primates y su correlación con el habitad y el propio hombre, motivo por lo cual esta revolución (o evolución) que se plantea sirve como una parábola a los aspectos más lúgubres que afectan a una sociedad cada vez más globalizada e industrializada tecnológicamente, lo cual convierte a estos (los humanos) en sujetos cada vez más desconectados con su entorno y por ende más crueles en su comportamiento con otros seres vivos.

Ahora bien en los aspectos visuales puedo comentar que el film esta correcto, cuenta con buena fotografía, buenos encuadres, buenos efectos, etc. y por último decir que las actuaciones  funcionan perfectas para redondear esta sobria y correctísima cinta, por ejemplo James Franco logra contener a su personaje haciéndolo creíble, lo que demuestra una maduración en la carrera del joven actor, también encontramos a Frida Pinto (como el interés amoroso del protagonista), David Oyelowo como el ambicioso y siniestro jefe corporativo y los veteranos actores Brian Cox y John Lithgow, todos estos con menor o mayor presencia pero sin lugar a dudas con performances muy cuidados.

Asi que puedo recomendar sin más disertaciones esta nueva entrega de la saga (la cual probablemente continué gracias a ese pesimista final que queda abierto) pues como comentaba, es respetuosa en su propia mitología al tiempo que aporta nuevas ideas para refrescar y mantener actual la misma; asi mismo se descubre como una propuesta seria, honesta y sólida en lo que se refiere a lenguaje cinematográfico. Creadme cuando les digo que si un mono que esta hecho por ordenador y es capaz de transmitir tantas emociones y conectar con el respetable, es por que se hicieron bien las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada