lunes, 31 de octubre de 2011

CINE DE CULTO: CENA CON EL VAMPIRO

TÍTULO ORIGINAL: A cena col il Vampiro
AÑO: 1988
DURACIÓN: 82 min.
PAÍS: Italia
DIRECTOR: Lamberto Bava
GUIÓN: Lamberto Bava
MÚSICA: Simon Boswell
FOTOGRAFÍA: Aldo Greci
REPARTO: Isabella Russinova, George Hilton, Patrizia Pellegrino, Riccardo Rossi, Yvonne Sozo, Valeria Milillo, Yvonne Sciò, Daniele Aldrovandi, Igor Zalewsky, Roberto Pedicini, Stefano Sabelli.
PRODUCTORA: Reteitalia, Dania Film, Devon Film
GÉNERO: Terror.



Una espesa neblina cubre los grandes pastizales que circundan un enorme castillo, la luna llena apenas puede avistarse y una atmósfera lúgubre invade a todo aquel que se aproxime a este lugar, como es el caso de un grupo de filmación que se interna en lo más profundo de la escalofriante fortaleza. Ya dentro, un sujeto que funge como director comienza a dar ordenes a los camarógrafos y al equipo de iluminación para que no pierdan detalle de lo que estan observando, acto seguido el director guía a sus hombres para que destruyan una vieja pared en donde se encuentra una vieja cámara oculta en donde se haya una tumba, instantes después el sujeto que dirige toda la acción queda maravillado ante el descubrimiento que acaba de vislumbrar pues han descubierto el cuerpo momificado de una persona.

Sin embargo cuando uno de los tipos que se encuentran intentando abrir el sepulcro se corta la mano, provoca que la sangre que gotea de su extremidad caiga sobre el rostro pútrido del cadáver haciendo que este vuelva a la vida al tiempo que el respetable y los protagonista queden atónitos ante tan escalofriantes sucesos. Lo que sigue después es presenciar como el vampiro se carga a todos los que osaron interrumpir su sueño eterno (eso si el director que documentó los eventos jamás dejo de grabar estos aun a costa de su vida, aunque fue el primero en caer, jajaja).

Lo que acabo de narrarles es el inicio de esta cinta a la cual su servidor solo puede calificar de jocosa, entretenida,  algo pueril y por supuesto floja producción que firmará Lamberto Bava (Demons I, II de 1985 y 1986 respectivamente)  adjetivos que su servidor acaba de nombrar y que considera que se convertirían en  aspectos que serían una constante en la mayoria de las producciones de cine de terror y fantástico italiano, aunque debo precisar que dentro de tanta cutres logran sobresalir exponentes netamente macizos en cuanto al manejo de su discurso y propuesta plástica como es el caso de Mario Bava (padre de Lamberto), Lucio Fulci (rey del gore italiano) o Dario Argento (tal vez el autor más representativo del subgenero conocido como Giallo) directores que dejaron un sello muy personal en el imaginario cinéfilo no solo de Italia si no de la cinematografía mundial. Por cierto quiero aprovechar la oportunidad para recomendar el excelente artículo de mi amigo y maestro Juan Pablo Martínez Zúñiga, virtuoso analista de cine quien por su ácida y crítica visión sobre el séptimo arte logra incomodar a más de uno (jajaja), el artículo se llama “Un encuadre homicida o crímenes a la italiana” el cual disecciona de manera  precisa el subgénero del Giallo. 

Pero volviendo a la historia, tiempo después descubrimos que en una ciudad se realiza un casting donde cientos de jóvenes audicionan para conseguir un papel en el nuevo trabajo de un prestigioso director que hace  cine de horror llamado Jurek (George Milton), de este casting son seleccionados solo cuatro jóvenes, Rita (Patricia Pellegrino), Isabel (la hermosa Isabel Russinova), Mónica (Yvonne Sció) y Gianni (Ricardo Rossi) los cuales son llevados a la mansión de este para iniciar la grabación, empero lo que no saben los jóvenes es que lejos de trabajar y volverse famosos se enfrentarán a un temible y misteriosos vampiro que solo quiere succionarles las entrañas, al cual solo podrán vencer cuando descubran el secreto que guarda un viejo film de terror el cual guarda la manera de vencer a este demoníaco ser.

Analizar una cinta como Cena con el vampiro es hasta cierto punto complicado para su servidor pues recuerda este film con cariño, ya que cuando lo visiono era solo un crió que guardó buenos recuerdos de este, sin embargo ahora con los años el que esto escribe al darle otra revisión encontró infinidad de defectos sobre todo a nivel argumental que hacen que el film no pase de ser una simple curiosidad de su tiempo (como muchos de los filmes que se hicieron en los años 80´s) al lapso que se notan las limitaciones económicas que causan que la cinta no tome otros niveles, es por esto que puedo decir que el filme de Lamberto Bava toma ciertos elementos del slasher norteamericano (el monstruo o amenaza que acecha a los chicos, aunque aqui no haya ningún destazado por cierto) y le impregna grandes dosis de comedia, claro sin llegar a ser un splatstick por la gran ausencia de gore.

Sin embargo el respetable puede darse cuenta que aunque la fórmula del subgénero a la que hago mención esta presente (slasher), su autor así como sucediera con otros realizadores italianos que toman prestados ciertos movimientos norteamericanos (como el spaghetti western por ejemplo) logran dotar a sus producciones de un barniz que les de un aire de originalidad, por lo que aquí los jóvenes protagonistas estarán despojados de esa idiosincrasia estúpida de sus contrapartes estadounidenses, incluso aunque estos puedan resultar algo arquetípicos en cuanto a su diseño psicológico y/o motivaciones (encontramos al chico bromista, la chica sexy, etc) estos nunca toman decisiones que los pongan en peligro.

Aunque este aspecto también puede verse como una limitante si tomamos en cuenta que lo que uno busca en un film de terror es encontrar el mayor número de muertes sangrientas (jajaja), pues bien al menos en este  film de Lamberto  el gore brillará por su ausencia (solo encontramos una arrancadita de corazón y párale de contar, jajaja), asi que los que esperen ver otra Demons quedarán un tanto decepcionados. Es por esto que solo nos quedará disfrutar de un humor bastante desenfadado y hasta cierto punto pueril, pues incluso la historia está despojada de suspense lo que nos deja finalmente una dinámica entre el Conde Jurek y los chicos a lo Scooby Doo, todo aderezado con un final bastante cutre cuando el respetable descubre la forma en que se puede eliminar al vampiro.

Por tal motivo el respetable nunca sentirá una verdadera sensación de terror o zozobra, sin embargo hay que decir que lo referente al apartado visual y artístico del film este  sobresale gracias a una excelente ambientación y puesta en escena (la cual es bastante barroca por cierto) demostrando de nueva cuenta que el fuerte de los realizadores europeos es la imagineria visual, si no basta con ver el pequeño cortometraje filmado en blanco y negro (el cual supone ser el trabajo que filmó el director que encontró la tumba del no muerto antes de perecer) ya que este destila un claro homenaje al trabajo de F. W. Murnau  y su Nosferatu (1922).

Ahora bien en los aspectos interpretativos debo decir que las actuaciones no son tan cutres como uno pudiera pensar por lo que estas estan a las alturas de las circunstancias, aunque debo acotar que la interpretación de George Milton como el chupasangre en turno es algo blandengue, eso si por lo menos la pantalla se engalana con las bellezas femeninas de Isabel Russinova y Yvonne Sció. Asi que estimado lector si usted quiere ver una cinta de terror que no sea de terror esta es su película, para el público más ávido de hemoglobina y emociones fuertes  siento decepcionarlos pues a este filme fallido de Lamberto Bava le falto más desmadre,  gore, más mala leche y un poco de senos expuestos (faltaba menos) para ser recordada como un verdadero clásico del cine de horror italiano, al cual más sin embargo su servidor guarda con cariño en el baúl de los recuerdos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada