jueves, 30 de septiembre de 2010

CINE TERROR: LOS NIÑOS

TÍTULO ORIGINAL: The Children
AÑO: 2008
DURACIÓN: 84 min.
Trailers/Vídeos
PAÍS: Inglaterra
DIRECTOR: Tom Shankland
GUIÓN: Tom Shankland (Historia: Paul Andrew Williams)
MÚSICA: Stephen Hilton
FOTOGRAFÍA: Nanu Segal
REPARTO : Eva Birthistle, Freddie Boath, Raffiella Brooks, Stephen Campbell Moore, Jake Hathaway, William Howes, Eva Sayer, Jeremy Sheffield, Rachel Shelley, Hannah Tointon
PRODUCTORA: Vertigo Films / Screen West Midlands
WEB OFICIAL: http://www.thechildrenmovie.com/
GÉNERO: Terror

"Tu los trajiste al mundo, ahora ellos pueden sacarte de él"

 
Sin duda alguna uno de los aspectos más perturbadores que pueden ser presentados en el cine, es el terror provocado a través de la figura de los infantes, representación que en un contexto políticamente correcto seria el de la inocencia y la ternura. Sin embargo también es bien sabido que estos pequeños seres por estar en plena formación (hablando de niños de 10 años o menos) tienen todavía un sentido de la moral bastante confuso, por lo que diferenciar entre el bien y mal no es muy claro.

Motivo para que el director Tom Shankland tome este cuestionamiento ético y desarrolle una interesante cinta de terror en la cual el espectador es constantemente confrontado de manera cruda con la única  interrogante, ¿sería usted capaz de matar a su hijo (a)? Tal vez esta pregunta se pueda percibir algo provocadora y ofensiva, incluso por tratarse de niños de entre 6 y 10 años, pero que conforme uno comienza a visionar el film, la respuesta del presente al cuestionamiento hecho en el párrafo anterior podría irse transformado y lo mejor (su se puede decir) es que la historia va dejando un sabor de boca incómodo y perturbador.

La historia comienza cuando Elaine (Eva Birthistle) y su esposo Jonah (Stephen Campbell Moore) van con sus hijos, Casey (Hannah Tointon) la hermana mayor de aproximadamente 20 años, el pequeño Paulie (Williams Howes) y Miranda (Eva Sayer), los cuales se dirigen a una casa a las afueras de un poblado londinense a visitar a la hermana de Elaine, en plena noche buena para festejar las festividades.

Cuando llegan al sitio son recibidos por Chloe (Rachel Séller) y su esposo Robbie (Jeremy Sheffield) quienes gustosos acogen a sus invitados, asi la noche pasa sin contratiempos, los niños van a dormir con sus primos, otros críos (hijos de Chloe y Robbie) Nikki (Jake Hathaway) y Leah (Raffiellla Brooks) mientras sus padres se quedan un poco más tarde para seguir la fiesta.

Por tal motivo Miranda comienza a notar un comportamiento extraño con su pequeño hermano Paulie y sus primos Nikki y Lea, pues estos parecen estar un tanto agresivos, asi como más berrinchudos. Empero y aunque las madres de estos notan este comportamiento no hacen mucho caso pues consideran que es normal por la edad de estos.

Sin embargo las cosas cambiarán cuando Elaine y su hermana atestigüen un supuesto accidente donde perece  Robbie a manos de sus pequeños hijos (de manera bastante dolorosa por cierto pues se abre la cabeza), ya que cuando este de encuentra jugando en la nieve con estos, los querubines arman todo un plan para eliminar a su padre. Incluso la única que comienza a sospechar que los niños hacen las cosas de manera artera es Casey, pero como esta no se lleva muy bien con sus padres por tener problemas de actitud, pues difícilmente le creen.

Lo que sigue después es presenciar como los niños ya poseídos por una extraña fuerza comienzan a eliminar a los adultos (usando armas blancas y demás utensilios punzo cortantes), los cuales al no creer lo que estan viendo (pues son sus hijos) difícilmente se defienden de los arteros ataques pereciendo ante estos. Solo Elaine y Casey al final son capaces de enfrentar a esta amenaza y con todo el dolor de su corazón tendrán que acabar con ellos (la escena donde Elaine avienta a su  pequeño Paulie contra un cristal y este le atraviesa el pecho es dolorosa y cruda).
 
Con este argumento el director inglés nos entrega un espeluznante relato en donde el verdadero terror radica en las decisiones éticas y morales que toman los adultos para con sus vástagos, pero que a final de cuentas estos son el fiel reflejo de ellos, es como enfrentar nuestra verdadera parte oscura de la naturaleza humana, o peor aun pudiera considerarse como una especie de rebelión de estos seres ante la incapacidad del hombre para relacionarse con estos (¿cuantas noticias no escuchamos acerca de maltrato infantil a diario en los noticieros?), en fin las lecturas pueden ser muchas pero sin duda aterradoras.

Asi mismo y aunque la premisa no es nada nueva (pues títulos que incluyen a los niños como amenaza ante la humanidad existen varios como, la genial El Pueblo de los Malditos de John Carpenter, 1995 o ¿Quién puede matar a un niño? de Narciso Ibáñez Serrador, 1976) esta si cuenta con un buen manejo de suspense, asi como una buena aplicación de gore para escenas muy puntuales, lo que hacen de esta cinta una interesante propuesta, ya que a su vez esta evita caer en el susto facilón y apuesta más por la buena narrativa.

Por otra parte se agradece que el director no alargue demás el relato, por lo que se aprovechan sus ajustados 84 minutos para contar lo que se tiene que contar y asi el espectador no pierda el interés de lo que esta viendo. Asi mismo el casting seleccionado esta correctísimo por lo que la cinta sobrepasa la calidad de cualquier cinta salida directa a video, sin embargo hay que destacar la interpretación que realizan los niños, ya que estos incluso solo con sus miradas logran perturbar al espectador (además que estos muestras gran sadismos en los asesinatos)

Por lo demás la cinta está correcta a nivel visual ya que goza de una eficaz puesta en escena, buena fotografía y varios elementos que hacen de esta un producto solvente del género, de hecho a un servidor le ha gustado ya que encuentra atractivos los relatos perturbadores. Asi que puedo recomendar Los Niños para todos aquellos que quieran pasar un mal rato frente al televisor, eso si, si usted tiene hijos pequeños les aseguro que después de visionar la cinta los comenzara a ver con otros ojos, jajajaja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada