martes, 5 de enero de 2010

DRAMA: EL AMO DEL VIENTO

TÍTULO ORIGINAL: The World's Fastest Indian
AÑO: 2005
DURACIÓN: 127 min.
PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR: Roger Donaldson
GUIÓN: Roger Donaldson
MÚSICA: J. Peter Robinson
FOTOGRAFÍA: David Gribble
REPARTO: Anthony Hopkins, Bruce Greenwood, Diane Ladd, Paul Rodriguez, Aaron Murphy, Annie Whittle
PRODUCTORA Magnolia Pictures presenta una producción WFI Productions
GÉNERO Y CRÍTICA: Aventuras. Drama

Una tarde de sábado, me encontraba en mi casa a gusto con mi esposa y mi pequeña de dos años, un tanto cansados de las fiestas de fin de año, ya saben como es, por otra parte nunca hay nada destacable en la programación en la televisión abierta. Es por eso que decidí ver con ellas una cinta agradable, claro pero sin tanta cursilería, ni mensajes manidos.

El titulo en cuestión es El Amo del Viento, y cuenta la historia de Burt Munro (Anthony Hopkins) un sexagenario que vive en Nueva Zelanda, desde joven ha tenido un sueño, correr su vieja motocicleta Indian de 1920 en los desiertos de Utah y romper un record mundial. Dicha motocicleta ha sido modificada por Munro (Hopkins) durante años, es por eso que esta seguro de lograr la hazaña.

Sin embargo no cuenta con los recursos económicos para realizar el largo viaje al país de las barras y las estrellas. Por otro lado los que lo conocen lo tildan de loco, ya que creen que aunque pudiera hacer el viaje, seria imposible que corriera y mucho menos romper su ansiado record.

Este será solo el principio de varios obstáculos que tendrá que sortear este hombre, como el enfrentarse a una cultura distinta a la suya, sobreponerse a sus problemas cardiacos, la discriminación que sufre por su edad y un largo etc. para poder lograr su sueño.

Este es a grandes rasgos el argumento el cual es desarrollado por un guión esta estructurado de una forma sencilla y agradable, lo que hace que la cinta se disfrute y su relato se sienta fluido. Claro también encontraremos situaciones un tanto cursis, pero que sin embargo no llegan a la sensiblería, de esa que busca la lágrima fácil del respetable, por lo que se pueden pasar por alto y no afectan el esquema global de la cinta.

Asi mismo, el filme esta plasmado con una sencillez visual que viene a reforzar lo que se esta contando. De hecho aquí el director, demuestra de nuevo su oficio como narrador de historias como ya lo hiciera en su anterior filme, Trece Días (2000). Y es que en El Amo del Viento, Donaldson balancea la película con momentos de acción, algunos de suspenso y un tanto más de comedia.

Y aunque las secuencias de acción tienen buena factura y logran emocionar, las escenas más intimas donde aparece el protagonista sin estar encima de la moto son las mejores, gracias a un Anthony Hopkins entregado al personaje que interpreta.

Hopkins logra despojarse de su personalidad, asi como de sus tics que tiene tan aprendidos y brinda una de sus mejores actuaciones, haciéndonos olvidar al intérprete por completo. Es por eso que Hopkins es convincente como un anciano bonachón, que afronta las adversidades con una actitud positiva y nunca se rinde. Sin duda el actor Gales es lo mejor del film, sin desmeritar el mensaje final de la cinta.

El Amo del Viento por momentos emociona, te hace reflexionar, simplemente es una historia que inspira, es la historia de un héroe de carne y hueso, de esos que afrontan la misión más importante del ser humano, vivir la vida con plenitud.

Asi que si quieren pasar un buen rato viendo una cinta que logra emocionar, de esas que dejan un buen sabor de boca, les recomiendo esta película, la cual nos recuerda que si no lo proponemos, podemos lograr lo que queramos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada