jueves, 28 de enero de 2010

CINE TERROR: BIENVENIDOS A ZOMBIELAND

TÍTULO ORIGINAL:Zombieland
AÑO: 2009
DURACIÓN: 85 min.
Trailers/Vídeos
PAÍS: E.U.
DIRECTOR: Ruben Fleischer
GUIÓN: Paul Wernick, Rhett Reese
MÚSICA: David Sardy
FOTOGRAFÍA: Michael Bonvillain
REPARTO: Jesse Eisenberg, Woody Harrelson, Emma Stone, Abigail Breslin, Amber Heard, Bill Murray
PRODUCTORA: Columbia Pictures / Relativity Media / Pariah
WEB OFICIAL. http://www.sites.sonypicturesreleasing.es/sites/zombieland_site/#/home/
GÉNERO Y CRÍTICA: Comedia. Terror. Acción


Como buen amante al subgénero de los muertos vivientes siempre he tenido la inquietud de buscar más y más material relacionado con estos. Asi mismo esto ha traído como consecuencia que en ocasiones el material revisado sea algo desparejo, desde el grandioso George Romero con su trilogía original, La noche de los muertos vivientes (1968), El amanecer de los muertos (1978) y El día de los muertos vivientes (1985), pasando por Lucio Fulci y su perturbadora Zombi (1979), las divertidas Re-Animator (Stuart Gordon, 1985) y El regreso de los muertos vivientes (Dan O´Banon).

Hasta uno que otro truño como Zombie Strippers (Jay Lee. 2008) con un Robert Englund de capa caída y una Jenna Jameson un tanto desangelada, tal vez por que aquí no se la follan, jajaja. Sin olvidar una de las cintas que más repulsión me han causado por su excrementable factura en cuanto fondo y forma, la odiosa House of Dead de Uwe Boll.


De hecho el material es basto y sería casi imposible mencionar todos los títulos relacionados a estos fascinantes seres (perdón por que he omitido muchos) pero lo cierto es que los filmes relacionados con estos siempre han estado presentes, lo que nos lleva a esta cinta llamada Zombieland, opera prima de Ruben Fleischer.

Zombieland es un pastiche de varios géneros bien balanceados, es una road movie con dosis de comedia, acción, romance y un poco de horror.

Pero vayamos por partes, la cinta comienza con una imagen del planeta tierra en donde podemos observar que éste esta devastado, se encuentra en llamas, una voz en off nos narra los acontecimientos ocurridos. La humanidad ha sido exterminada y solo quedan millones de zombies hambrientos caminando en lo que antes era un mundo civilizado (¿será?).

Acto seguido aparece un joven llamado simplemente Columbus (Jesse Eisenberg) de aspecto físico nada imponente, más parecido a un frikki, este nos explica como ha sobrevivido a la catástrofe enumerándonos unas simples pero efectivas reglas: por ejemplo para no ser presa de los no muertos hay que tener buena condición física, los gordos mueren primero, jajaja, genial.

Cuando huyas en auto, debes ponerte siempre el cinturón de seguridad, ya que si chocas accidentalmente saldrás volando por el parabrisas y serias carnada fácil. El remate es muy importante, los zombis mueren si les deshaces el cráneo, no importa con que (hasta con los discos de acetato, jajaja), si les disparas asegúrate que estén bien fritos, no ahorren balas por que si no también eres comida, esto es el remate.

Asi mismo nunca, pero nunca, pretendas ser un héroe, si no también te carga el payaso. Estas son algunas reglas que nos comparte Columbus (Eisenberg), es por eso que esta parte del film es genial visualmente, además que es un homenaje al propio cine de zombis, es como decir que sobrevive el que tenga más conocimiento sobre el tema.

Después nos encontramos con que Columbus no es el único sobreviviente, éste encuentra a Tallahassee (Woody Harrelson) un adicto a los twinkies, de hecho este tipo es capaz de arriesgar su vida por conseguir alguno de estos pastelillos. También se encuentra con Wichita (Emma Stone) y Little Rock (Abigail Breslin) un par de hermanas dedicadas a embaucar y que por cierto les hacen ver su suerte al otro par.

Basta decir que lo que en un principio puede parecer tópico con respecto a los personajes y situaciones, se va convirtiendo en una montaña rusa de emociones, ya que los héroes van tomando profundidad conforme avanza el relato, esto gracias a la inserción de algunos pasajes que nos explican como vivió cada uno el Apocalipsis. Este favorece y alarga la trama, además de que nos conecta emocionalmente con los personajes, es por eso que estos se vuelven entrañables.

Sin embargo mucho tiene que ver por la labor de los actores, ya que estos lucen cómodos en sus roles y se puede percibir una gran química entre ellos. Aunque destacaría a Woody Harrelson, que aquí se lo pasa de lo lindo repartiendo mamporros a los zombies, además que dota de cierta tridimensionalidad al personaje, ya que bajo ese aspecto de hombre rudo se esconde un ser sensible.

Asi mismo el humor que se maneja en la cinta es bastante negro y ácido, es por eso que el filme además de ser un homenaje al género, también es una sátira, la cual explora de manera un tanto superficial la condición humana, como la incapacidad del hombre para relacionarse con su prójimo, o como en una catástrofe mundial el poder económico no importa, no sobreviven precisamente los más fuertes ni más ricos, ni los más honestos, si no vean a este cuarteto bastante disfuncional, jajaja.

Y como cereza en el pastel tenemos uno de los mejores cameos en el cine actual, la aparición de Bill Murray como el mismo, cabe hacer mención que el propio Murray se burla de si mismo y a su vez de la industria. ¡Que grande es el buenazo de Bill! solo el puede hacer estos papeles, el hombre siempre parece melancólico, pero su humor aunque simplón es bastante efectivo.

Para el cierre, el director deja lo mejor en un escenario que encaja a la perfección, un parque de diversiones lleno de zombies. Para finalizar decir que Zombieland es una divertida y en ocasiones emotiva cinta, que tiene muchos puntos a favor como su apartado visual y ritmo narrativo.

Y aunque en ocasiones la cinta cae en los lugares comunes del género, ésta se siente fresca por su honestidad y algunas vueltas de tuerca en su argumento. Pequeña joya zombiematográfica (si se puede decir) que me dejo un buen sabor de boca como lo hiciera en su momento la genial Shaun of the Dead (Edgar Wright, 2004).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada