miércoles, 20 de julio de 2011

CINE DE CULTO: TANK GIRL

TÍTULO ORIGINAL: Tank Girl
AÑO: 1995
DURACIÓN: 104 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Rachel Talalay
GUIÓN: Tedi Sarafian (Cómic: Alan Martin, Jamie Hewlett)
MÚSICA: Graeme Revell
FOTOGRAFÍA: Gale Tattersall
REPARTO: Lori Petty, Ice-T, Naomi Watts, Don Harvey, Jeff Kober, Malcolm McDowell, Ann Cusack, Iggy Pop, James Hong, Scott Coffey
PRODUCTORA: MGM
GÉNERO: Ciencia ficción





Había escuchado desde hace mucho tiempo sobre la existencia de este film de 1995, que si  para muchos era una basura y algún otro sector la consideraba una genialidad, sin embargo lo cierto es que en su estreno el film de la directora Rachel Talalay paso sin pena ni gloria por las salas de los cines cosechando pésimas críticas y pobres recaudaciones a nivel económico, pero ¿que habrá provocado semejantes resultados?, creo que primero debemos contextualizar la basa en la cual esta fundamentada la obra cinematográfica, el comic inglés creado por Jamie Hewlett y Alan Martin, el primero diseñador y por ende creador de los trazos tan característicos de la obra gráfica del mencionado, el cual después se convertiría en uno de los creadores del grupo virtual Gorillaz  ¿notan el parecido en el diseño de los personajes?

El hecho es que la novela gráfica de Tank Girl como la mayoria de los comics que se han gestado en el Reino Unido contienen una corriente filosófica muy particular contra el régimen autoritario y el fascismo de la epoca de los años ochentas y noventas que tanto caracterizo al país europeo, basta con revisar el tebeo de ciencia ficción llamado 2000 AD de donde surgiría posteriormente la saga de El Juez Dredd, nacida a finales de los años setentas para constatar esto. Asi mismo lo que caracterizaba a dichos cómics era su intenso nivel de violencia, sexo y los discursos anarquistas que contenían por lo que estos se convirtieron en obras de culto, algunos gracias a las plumas de tipos tan visionarios y adelantados a su epoca como Dave Gibbons o Alan Moore.

Ahora bien después de revisar un poco del material gráfico de Tank Girl por Internet y visionar el film puedo decir que el trabajo audiovisual logra rescatar el espíritu de la novela gráfica, pero ya hablando en términos meramente cinematográficos hay que acotar que aunque el film de Talalay se deja ver cuenta con algunas inconsistencias a nivel de ritmo, motivo por el cual el visionado se puede percibir un tanto cansino con todo y que el film es a todas luces una sátira política y social con grandes toques de sarcasmo que incluso hacen que la cinta no se tome demasiado en serio por lo que en su momento esta fue considerada una obra netamente cutre, incomprendida diría yo.

La historia se sitúa en un mundo postapocaliptico donde ha ocurrido una explosión que ha acabado casi con toda la vida, motivo por lo cual dejaron de existir las grandes urbes y ahora los pocos humanos que sobreviven coexisten en pequeñas comunidades en los grandes desiertos que ahora fungen como urbes, sin embargo también existen seres que no son precisamente humanos pues han mutado en otro tipo de razas las cuales son un constante peligro para los pocos hombres que quedan sobre la tierra.

Pero esto no es lo peor del asunto ya que por otra parte el único y valioso recurso natural que queda es el agua (la cual a cada día escasea más) y esta se encuentra siendo acaparada por el malvado Kessle (Malcolm McDowell) dueño de la Corporación Water and Power quien  se ha apropiado de esta con fines meramente lucrativos, además de que utiliza su poderoso armamento y ejercito para eliminar a todo aquel que se haga de un poco del vital líquido de manera ilegal.

Sin embargo y para desgracia de Kessle (McDowell) una extravagante, desmadroza y sobre todo anárquica chica llamada Rebeca (genial Lori Petty) se cruzará en los planes del megalómano sujeto cuando el regimiento de este acabe con la familia de la mencionada, cuando  en un operativo estos sean masacrados y esta sea capturada para pertenecer  a las filas de la corporación sin que dicho villano sospeche que el espíritu autodestructivo y nihilista de la chica llevaran a la perdición a su emporio, sobre todo cuando Rebeca encuentre en una tímida e inteligente chica de mantenimiento conocida simplemente como Jet Girl (Naomi Watts) la cómplice perfecta para llevar a cabo su venganza.                                                                                                                                               
Y este sería a grandes rasgos el punto neurálgico de una trama que se antoja algo surrealista y bastante recargada con algunas similitudes argumentales a lo Mad Max (George Miller, 1979), pues entre canguros humanos ávidos de sexo y destrucción, un tanque que cuenta con inteligencia propia y un desfile de eventos llenos de absurdos, sarcasmo, un humor políticamente incorrecto, psicodelia y algunos toques musicales de trip hop, la cinta se puede percibir algo desastrosa a nivel narrativo (por los vacíos que le guión guarda), sobre todo por la ambigüedad de su propia premisa.

Empero con todo y esto el film de la directora Rachel Talalay guarda aspectos plásticos tanto discursivos que hacen de este una propuesta válida que por supuesto no será del agrado de todos, pero sin lugar a dudas es interesante en su visionado y es que uno de los mayores aciertos en el film es la elección del casting, comenzando por una extraordinaria Lori Petty la cual logra hacerse del personaje extrayendo del mismo esa insolencia y desenfado que tanto caracteriza a la irreverente mujer de las tiras cómicas, por tal motivo la historia recae directamente en la interpretación de Petty quien gracias a un gran carisma (o tal vez a su propia personalidad no lo se, jajaja) saca a flote un papel que a simple vista parece sencillo pero que se descubre lleno de motivaciones y por lo tanto encuentra el punto exacto de sarcasmo y auto parodia que lo hace muy peculiar.

Asi mismo Naomi Watts logra darle tridimensionalidad a un personaje que en manos de otra actriz resultaría un simple y genérico sidekick, pero gracias a la labor interpretativa de la actriz australiana su Jet Girl se vuelve otro protagonico importante, con peso en la trama y lo más importante logra gran química con Petty. Asi mismo el resto del reparto esta en la misma línea, sin embargo debo confesar que ver al ex rapero ahora convertido en actor Ice-T como T-Saint (un canguro antropomorfo) se vuelve una experiencia algo bizarra, sobre todo cuando este conserva esa actitud de gansta que tanto caracteriza al sujeto (jajaja), y por último Malcolm MacDowell recicla los villanos que muchas veces se vio forzado a interpretar por lo que encaja a la perfección en este cinta de ciencia ficciòn con sabor a serie b.

Ahora bien en el apartado técnico y visual debo decir que la cinta cumple de forma algo justa lo que promete, ya que por momentos los escenarios, el vestuario, los efectos especiales (por momentos se puede ver como algunos cables sujetan algunos vehículos de ataque, jajaja) e incluso las caracterizaciones (sobre todo de los canguros) se perciben algo cutres con todo y que la United Artist (si no me equivoco) respaldo dicho proyecto. Pero insisto, estos elementos solo engrandecen un producto que a todas luces se percibe malogrado, eso sí descubriendose honesto pues se puede percibir  mucho entusiasmo por parte de sus realizadores y actores, aunque también se encuentran vestigios de incapacidad (o diferencias creativas entre estudio y directora, no lo se) en la toma de desiciones que en general no logran una cinta redonda.

Empero puedo decir que también vi con buenos ojos algunas decisiones creativas para resarcir el ajustado presupuesto, como la implementación e inserción de animación tradicional para contar algunos pasajes o situaciones que hubieran resultado demasiado elaborados o costosos si se hubieran realizado en acción real, así como la implementación de algunas viñetas de la obra original para transmitir y reforzar aspectos narrativos o en su defecto meramente expositivos.

Finalmente y ya para terminar debo decir que el Tank Girl de Rachel Talalay es una obra imperfecta, de difícil revisión tanto por su discurso ideológico y por el diseño de sus personajes los cuales no buscan agradar al presente, por lo que si el espectador no logra engancharse a la primera tendrá  que hacer un esfuerzo para terminar el visionado. Así mismo con todo y que el film está lleno de defectos, este logra  descubrirse como una obra honesta que rescata de manera fehaciente el espíritu del comic, por tal motivo es ahí donde radica su mayor  virtud y por ende  se ha ganado el status de culto que ahora ostenta. 

1 comentario:

  1. Pata mo fueron unas magníficas risas, donde la heroína vence al cagao de turno

    ResponderEliminar