martes, 5 de julio de 2011

CRONOS de Guillermo del Toro

TÍTULO ORIGINAL: Cronos
AÑO: 1991
DURACIÓN: 92 min.
PAÍS: México
DIRECTOR: Guillermo del Toro
GUIÓN: Guillermo del Toro
MÚSICA: Javier Álvarez
FOTOGRAFÍA: Guillermo Navarro
REPARTO: Federico Luppi, Ron Perlman, Claudio Brook, Margarita Isabel, Tamara Shanath
PRODUCTORA: Prime Films / Producciones Iguana S.A.
PREMIOS 1993: Sitges: Mejor guión, mejor actor (Federico Luppi)
GÉNERO: Fantástico. Terror.




Para muchos Guillermo Del Toro es uno de los directores más imaginativos, dotado de una visión plástica  y narrativa sin igual que lo hace tener un estilo propio (me incluyo en este grupo), para otros es simplemente un realizador con toques de genialidad a nivel visual con grandilocuencias en los discursos ideológicos de sus filmes (créanme que los hay), pero como sea hay que decir que la obra del realizador tapatío resulta estimulante ya que al menos a un servidor la filmografía de este director le ha perecido siempre honesta (a excepción de Mimic de 1997 que aunque contiene algunas pinceladas de la visión del director se percibe más como un encargo para comenzar con el pie derecho en Hollywood).

El hecho es que el debut cinematográfico de Guillermo Del Toro no podía ser mejor pues este aborda el tema del vampirismo de una forma bastante original, llegando a niveles de tal lirismo que el film se vuelve una alegoría moral sobre los temores más profundos del hombre como son la mortalidad y el miedo a la soledad. La cinta cuenta la historia de Jesús Gris (Federico Luppi) un hombre de la tercera edad que tiene una vieja tienda de antigüedades el cual comparte la mayoria del tiempo con su nieta Aurora (o hija no esta muy claro) quien lo acompaña en la tienda.

Cierto día cuando Jesús (Luppi) se encuentra realizando labores de aseo en nuevas piezas y descubre una estatuilla de un arcángel, descubre que este conserva en su interior un extraño artefacto que lo deja fascinado ya que el diseño de este contiene tal belleza que provoca que el hombre se quede con el, momentos después Jesús trata de investigar el funcionamiento del objeto (el cual tiene forma de escarabajo y es de color dorado) cuando de repente este se activa y queda prendado a la mano del hombre quien comienza a sangrar desmedidamente ante la mirada atónita de Aurora (Tamara Shanath).

Después, ese mismo día pero ya en la noche Jesús comienza a sentir un fuerte dolor que invade todo su cuerpo, asi como una gran comezón en la extremidad herida por lo que pasados unos minutos este se desmaya. A la mañana siguiente el hombre despierta sintiéndose como nunca, más joven, incluso al mirarse al espejo este descubre como su rostro se ha rejuvenecido de manera inexplicable, empero lejos de asustarse ante tan increíble suceso, Jesús va a su viejo negocio a comenzar un nuevo día.

Sin embargo esa mañana ingresa a su negocio un extraño hombre llamado Ángel de la Guardia (Ron Perlman) el cual le pregunta a Jesús si dentro de sus pertenencias cuenta con algunas estatuillas de ángeles por lo que el dueño le contesta que si y le vende la que tiene en existencia. Satisfecho el hombre paga y se marcha, desgraciadamente para el anciano se avecina una ola de infortunios pues el misterioso sujeto que fue a buscar dicha figura ha sido enviado por un poderoso hombre (Claudio Brook) el cual ha dedicado toda su vida  para encontrar el cronos, ese aparato que ha estado perdido desde la epoca medieval y que porta en su interior  un extraño insecto que se alimenta de sangre humana  proveyendo la vida eterna a aquel que lo posea.

Lo que sigue después es presenciar ese proceso autodestructivo por parte del protagonista quien cegado por las maravillosas virtudes físicas que le suministra en un principio el cronos comienza a poner en peligro lo que más quiere (su familia), al tiempo que descubre  pavorosos cambios en su persona cuando este se da cuenta que la piel comienza a deteriorársele, además de que descubre que una inclemente necesidad de ingerir sangre humana se ha apoderado de él (genial la escena del baño donde Jesús la prueba por primera vez pues este refleja esa ansiedad de ingesta al tiempo que se descubre realmente asquerosa)  motivo por el cual ese milagroso artefacto  comienza a pasarle factura pues su cordura se desquebraja a pedazos al no encontrar una posible cura, mientras Ángel de la Guarda (Perlman) aceche cada día y noche para hacerse del preciado artefacto pues su tío (Brook) no descansara hasta hacerse del escarabajo dorado.

Primeramente me gustaría señalar que el aspecto más notable del film es sin lugar a dudas el guión que firma el propio Guillermo del Toro, el cual cuenta con algunos toques lovecrafnianos tanto en aspectos narrativos como visuales (a su servidor le recordó a ese magnifico relato llamado El Sabueso que también narra como dos sujetos enfrentan una especie de mladición al robar un preciado artefacto), asi como una estructura narrativa muy del estilo de las cintas clásicas de horror de la Universal, por ejemplo ese personaje que interpreta Claudio Brooke es el equivalente a los mad doctors que hacen todo lo posible por conseguir ese preciado poder que les da la capacidad de jugar a ser Dios, es por esto que no es casualidad que este sea presentado como un hombre enfermo, casi en etapa terminal lo que magnifica sus motivaciones al tiempo que se perciben creíbles.

Por otra parte Ron Perlman encarna a ese ayudante sin moral, al cual lo único que lo motiva en sus motivaciones es la cuestión económica asi como es placer que conlleva causar dolor físico (la escena donde este se despacha a Jesús Gris es perturbadora y por momentos bastante cruda) por lo que a este le interesa en lo mínimo el poder que pueda obtenerse del cronos. Asi mismo el personaje de Jesús Gris (jajaja quien en el apellido lleva la penitencia) que interpreta genialmente Federico Luppi, (actor que al igual que Perlman trabajaría con del Toro en algunas de sus siguientes películas) es quiza la representación más irrefutable de la vulnerabilidad del ser humano a niveles morales e incluso teológicos, pues este es presentado como un hombre común y corriente el cual en el crepúsculo de su existencia se le presenta la oportunidad de volverse eterno, motivo por el cual corrompe su propia existencia.

Sin embargo estos personajes lejos de ser simples arquetipos del género cuentan con profundidad psicológica y rasgos de humanidad que los vuelven creíbles en este microcosmos que plantea el autor, aunque todos sean ambiguamente morales, motivo por el cual el personaje de la pequeña Aurora se vuelva un punto importante y bastante interesante ya que esta de alguna manera simboliza esa inocencia y bondad de la que también esta dotado el ser humano, motivo por el cual ni siquiera importa que  este  emita una sola palabra durante todo el film ya que asi se refuerza ese discurso de esperanza.

Por tal motivo y como comentaba anteriormente creo que el guión se percibe totalmente amarrado por lo cual no deja cabos sueltos, al tiempo que nos provee de un desenlace totalmente desolador con algunos vestigios de esperanza, aspecto que no podría ser diferente si durante toda la trama invadía ese aire de pesimismo. Por otra parte, otro aspecto que resalta es indudablemente que aquí el vampirismo no se presenta como en otras cintas (no se muestran tipos con colmillos largos ni mucho menos), aquí este aspecto es retratado más como una condición humana asi  como lo planteara tiempo después Abel Ferrara en su interesante y por momentos grandilocuente film Adicción (1995).

Asi mismo la historia dentro de ese aire de ominosidad y pesimismo también cuenta con un humor bastante negro que balancea las cosas, por ejemplo la escena del crematorio es para partirse de risa cuando Tito (breve pero concisa aparición de Daniel Jiménez Cacho), el sujeto que prepara los cuerpos de los difuntos que llegan a la funeraria se encuentra maquillando la cara de Jesús (el cual murió supuestamente) se descubre  orgulloso de su “obra”, ya que considera que le quedo muy chingón el trabajo de maquillaje, sin embargo en ese momento entra a la sala el dueño del negocio (Juan Carlos Colombo) y le hace de su conocimiento a Tito que le quedo muy bien la caracterización del difunto, empero después le hace saber que no se hubiera esmerado tanto ya que este tieso va a ser cremado (jajajaja), acto seguido el empleado pone cara de encabronado, jajaja.

Ahora bien en el apartado visual hay que destacar que el film con todo y que cuenta con un escaso presupuesto esta bien logrado, sobre todo por las locaciones donde esta filmada ya que la Ciudad de México se convierte en un personaje más de la historia, además que le aporta ese aire de mexicaneidad a la misma, al tiempo que el respetable descubre por primera vez esa imagineria visual del realizador mexicano con lo que respecta al diseño de creaturas como es el propio escarabajo mecanizado que supone el Cronos. Por otra parte del Toro logra crear atmósferas opresivas y lúgubres gracias a la orgánica fotografía de Guillermo Navarro (Desperado, Del Crepúsculo al Amanecer, Jackie Brown o Cabeza de Vaca) que aporta ese aire onírico en algunos tramos del film y la partitura de Javier Álvarez es de gran ayuda para dotar de misterio a una historia que esta bien contada y no tiene desperdició tanto en fondo como en forma.

Asi que estimado lector si usted quiere disfrutar de una cinta de vampiros atípica, original, pero sobre todo inteligente, no debe perderse Cronos, un film que se descubre honesto en su discurso, bien logrado en su factura (con todo y sus problemas económicos) además de que muestra esa inquietud y talento con la que cuenta el imaginativo director Guillermo del Toro quien se diera a conocer con esta excelente opera prima y que ahora lo ha vuelto referente del cine mundial.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada