viernes, 28 de enero de 2011

CINE DE CULTO: ESCUPO SOBRE TU TUMBA

TÍTULO ORIGINAL: I Spit on Your Grave (AKA Day of the Woman)
AÑO: 1978
DURACIÓN: 100 min.
PAÍS: ESTADOS UNIDOS
DIRECTOR: Meir Zarchi
GUIÓN: Meir Zarchi
MÚSICA: Varios
FOTOGRAFÍA: Yuri Haviv
REPARTO : Camille Keaton, Eron Tabor, Richard Pace, Anthony Nichols, Gunter Kleemann
PRODUCTORA: Cinemagic Pictures
PREMIOS , 1978 Festival de Cine Fantástico de Sitges: Mejor actriz (Camille Keaton)
GÉNERO: Terror. Thriller.



Como ya he comentado con anterioridad el explotation es un movimiento cinematográfico que buscaba dejar mella en un sector de público muy específico (el cual podría considerarse como marginado) por ende el respetable que veía dichas producciones 100 % grindhoustescas encontraba en estas una válvula de escape para su cotidiano, además de que el visionado de estas podría considerarse como un placer culpable en comparación a las ostentosas y millonarias  producciones que se hacían en Hollywood.

Por tal motivo el mayor encanto de estos filmes es sin lugar a dudas su honestidad, la cual se ve reflejada en la mayoría de las veces en la poca capacidad creativa de sus realizadores, puesto que los huecos argumentales, actores incapaces de cambiar de registro y la exposición gratuita de la violencia o la exposición sexual sin tapujos, hacían de este cine un objeto de culto el cual hay que decir, sigue vigente hasta nuestros días.

Es por esto que Escupo en tu Tumba es sin lugar a dudas un explotation en todo el sentido de la palabra, puesto que se regodea y apuesta su efectividad en lo shockeante de sus imágenes para impactar al presente. La historia va de una joven mujer llamada Jennifer Hills (Camilla Keaton), quien es escritora en una agencia en New York y ha decidido pasar unas tranquilas vacaciones fuera de la ciudad por lo que decide aprovechar estas para escribir su nuevo libro.

Desgraciadamente para la mujer las vacaciones tranquilas que había soñado terminarán cuando un grupo de cuatro sujetos la violen infinidad de veces por el puro gusto de saciar sus bajos instintos. Como pueden leer esta es toda la premisa que nos plantea el director Meir Zarchi, la cual convierte al film en un producto que en ocasiones deambula por el camino de producciones como La Última Casa de la Izquierda (1972) o Las Colinas Tienen Ojos (1977) ambas de Wes Craven, cintas que centraban su argumento en la búsqueda de venganza, sin embargo el film de Zarchi comete un error primordial que hace que no termine de cuajar la idea, este es el intentar de tomarse las cosas demasiado en serio al insertar un discurso social que pretende crear conciencia entre el presente (la violencia de género).

Incluso la cinta comienza de forma correcta (a los cinco minutos la protagonista ya se desnudo por completo de  manera gratuita, jajaja) desarrollando el primer tercio de esta de modo bastante normalita, lo que supone que asistimos a la presentación de personajes y situaciones, para después pasar a lo netamente atractivo del film y por ende lo que le da su valor como cinta, la larga, agónica, desagradable y dolorosa secuencia de las violaciones que sufre la protagonista a manos de los cuatro sujetos.

Y es que esta secuencia es explícita, violenta y desagradable lo que causará sin lugar a dudas repulsión en el respetable, de modo que este elemento narrativo servirá para que el presente empatice con el personaje de Jennifer (Keaton) cuando esta emprenda su no menos salvaje venganza (en un tercer acto) contra lo sujetos que la ultrajaron de manera bestial.

Como es de esperar los personajes no cuentan con una exploración profunda en sus motivaciones por lo que estos se perciben como simples arquetipos, es por esto que los malos son malos y punto, asi como la mujer que funge como víctima en un inicio después es convertida en victimaría, con todo y que sus acciones son bastante incongruentes en la mayoría de las ocasiones, por ejemplo esta se pasea desnuda frente a los sujetos, da demasiada información a estos sin conocerlos sobre su condición (como que  se encuentra sola en la casa del lago que renta) y demás negligencias que desencadenaran el brutal ataque. Empero y aclaro, el que esto escribe no es misógino ni mucho menos, pero las acciones de la mujer pedían a gritos que la atacaran.

Por otra parte cabe hacer mención que el tercer acto final es por mucho lo mejor del film, pues en este podemos presenciar como la dama después de recuperarse de sus heridas físicas y emocionales, decide vengarse utilizando su cuerpo como arma, ya que esta decide seducir a los tipos que la violaron para después ultimarlos de las formas más dolorosas posibles (a uno de los hombres le corta el pene en una bañera ¡auch!). Obviamente volveremos a presenciar más y más desnudos gratuitos para complacencia del director y del respetable (jajaja), además de que se pone de manifiesto que el hombre es un ser débil (al menos en este film) y que cuando cabeza chica se calienta, la cabeza grande no piensa, jajaja.

Indiscutiblemente hay inconsistencias a nivel argumental, interpretativo, errores de continuidad y demás elementos que cualquier director medianamente solvente controla en una producción, sin embargo aqui no sucede, razón por lo cual el respetable  tiene dos opciones, o irritarse por ver semejante bodrio o en su defecto como hizo su servidor, dejarse llevar por lo absurdo de las situaciones y disfrutar como un masoquista ante tan cutre espectáculo que supone el visionado de Escupo en tu Tumba 

Sin embargo y aquí redondeo lo expuesto al principio de este análisis, la mayor virtud de Escupo sobre tu Tumba (al igual que otras producciones de esta índole) es la honestidad  y entusiasmo con la que el realizador  y su equipo filman dicho trabajo, pues se notan a leguas estas exaltaciones,  claro eso no quita que su falso y maniqueo discurso moral con el cual se quiere barnizar el film le reste ese punch que pudo haber logrado este, como es el caso de otros títulos como Ilsa, la Loba Nazi (Edmonds, 1975) que se entrega totalmente al gamberrismo sexual, o Maniac (Lusting, 1980) la cual se regodea en una exposición del gore más brutal para que los amantes del mismo se deleiten, aunque esta última también encaja bastante bien en el género del slasher.

Asi que puedo recomendar el visionado de Escupo sobre tu Tumba como una experiencia bizarra, mal sana, algo torpe e incluso políticamente incorrecta, pero sobre todo por su valor histórico (no me mal interpreten) pues cintas como estas ya no se hacen en la actualidad, sobre todo cuando estamos plagados de remakes de ínfima calidad (no puedo decir lo mismo de la nueva versión del 2010 de este título, pues no lo he visto) que en su afán de revitalizar aquel cine que mucho tiempo se considero como basura solo  hacen que añoremos y revaloricemos la fuente original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada