jueves, 3 de mayo de 2012

THE BEATLES en A Hard Day´s Night

TÍTULO ORIGINAL: A Hard Day´s Night
AÑO: 1964 
DURACIÓN: 85 min.
PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR: Richard Lester
GUIÓN: Alun Owen
FOTOGRAFÍA: Gilbert Taylor (B&N)
MUSICA: The Beatles
REPARTO: Documentary, The Beatles, John Lennon, Paul McCartney, George Harrison, Ringo Starr PRODUCTORA: United Artist
PREMIOS: 1964: 2 nominaciones al Oscar: Mejor guión original, banda sonora (adaptada)
GÉNERO: Comedia.

“Es la noche de un día duro y he estado trabajando como un perro,
es la noche de un día duro debería estar durmiendo como un tronco.
Pero cuando llego a casa junto a ti comprendo que las cosas que me haces
harán que me sienta bien…”
- The Beatles

Cuenta el propio Richard Lester en una entrevista  que cuando se le encargo realizar la cinta A Hard Day´s Night no tenía la menor idea de cómo iba abordar dicho proyecto, pues por una parte no conocía demasiado bien al cuarteto de Liverpool quienes a partir del año 1962 comenzaban a convertirse en el grupo más famoso de Inglaterra con la ya afamada Beatlemania, razón por la cual tanto el propio Lester como los involucrados (el grupo, representante y productores) lo único que tenían claro era que esta cinta no debía parecerse a otros títulos de los llamados pop films que se venían haciendo a inicios de la década de los sesentas con otros grupos juveniles de música, en done la trama era inexistente y el producto solo servía como vehículo de lucimiento para que estos presentaran sus más recientes canciones. Sin embargo con todas las complicaciones que significaban un reducido presupuesto (200000 libras), la difícil planificación de trabajar con The Beatles que alternaban entre locaciones y sus presentaciones en el programa de Ed Sullivan, y un guión que se escribía a marchas forzadas (a cargo de Alun Owen quien supo captar el espíritu del grupo), el director norteamericano logró crear una de las cintas más emblemáticas de la cinematografía universal al retratar de forma honesta y natural de alguna manera la forma en que vivían en ese momento el grupo que cambiaria la industria musical para siempre, The Beatles.

Es asi como uno de los puntos más importantes y solventes del film son sin lugar a dudas presentar la historia como si de un documental se tratara pues ya de inicio esta abre mostrándonos al cuarteto tratando de escapar de un innumerable y excitado séquito de fans que solo quieren tocar aunque sea por un momento la humanidad de estos para descubrir (y comprobar supongo) si son reales (jajaja), mientras nuestros amigables protagonistas John, George, Ringo y Paul solo buscan no perder el próximo tren que los llevara a su siguiente destino para su inmediata presentación en un programa de televisión; todo esto mientras suena de fondo la ya mítica pieza musical que da nombre al film y en la cual una simple pero honesta letra nos refleja la agitada vida que el grupo comenzaba a tener gracias a la exorbitante fama que comenzaban a ganar.

Y básicamente la trama del film nos muestra las desventuras de cuatro chicos que solo buscan un poco libertad y diversión tratando de conquistar chicas, escapar de vez en cuando a alguna disco para burlar las rigurosas reglas que les impone su manager Norm (Norman Rossington), quien funge como una especie de alter ego de Brian Epstein, tocar en vivo en algún programa de TV o simplemente meterse en problemas (jajaja) para desestresarse de su asfixiante entorno, como sea y aunque la premisa parezca algo simple es el tono de farsa con el que cuenta el guión lo que hace que la historia se antoje deliciosa y por momentos incisiva en lo concerniente a temas como las diferencias entre clases sociales o los conflictos entre las brechas generacionales, por ejemplo el pasaje que se desarrolla al inicio de la cinta dentro del tren es muestra fehaciente de esto, si no basta con presenciar cuando los chicos discuten con un “caballero” ingles que se cree mejor que estos por considerar que los susodichos son unos proletarios que no deberían ocupar el mismo lugar que este, empero la socarronería e ironía de un John Lennon bastante natural en su interpretación por cierto y la desfachatez de un Paul McCartney al escupir unos diálogos bastante inteligentes hacen que el respetable se parta de la risa gracias a la implementación de un fino humor inglés por parte de los oriundos de Liverpool, los cuales por cierto también gastan algunas bromas un tanto bobas que les vienen muy bien gracias a sus personalidades desenfadadas.

Así mismo hay que mencionar que tanto Ringo Starr como George Harrison también tienen sus momentos memorables cuando se encuentran a cuadro, del primero puedo mencionar que es quizá el que cuenta con mayor vis cómica pues no tiene mayor empacho de burlarse de si mismo (el chiste sobre el tamaño de su nariz es claro ejemplo, pero sin lugar a dudas la broma que hace alusión al motivo por lo cual es el baterista de la banda es impagable). Por su parte George Harrison se percibe como el Beatle más natural en lo referente a su performance, y sin lugar a dudas se nota que su humor es algo más refinado y  malicioso a partes iguales, (jajaja), por su parte Wilfrid Brambell como el abuelo de McCartney también aporta ese tono loco a una historia que por momentos se antoja bastante surrealista, motivo por lo cual en muchos aspectos la cinta de Lester rompe los paradigmas de Hollywood al presentarse con una narrativa fuera de lo común, un guión que raya aspectos casi líricos, todo esto gracias a una libertad creativa por parte de los involucrados (la United Artist) lo cual tiene como resultado que la cinta se percibe en demasía honesta.

Asi mismo cabe mencionar que tanto el ritmo narrativo y el aspecto visual de la cinta son  los adecuados para transmitir toda esa energía que el grupo destilaba, como la implementación de ciertos encuadres vertiginosos y en otras ocasiones tomas muy cerradas que transmitían el estado psicológico de los protagonistas por ejemplo, sin embargo me gustaría resaltar que la fotografía orgánica en blanco y negro de Gilbert Taylor (quien trabajara con Kubrick ese mismo año en Dr. Strangelove) favorecería en muchos aspectos al film de Lester dotandolo de gran plástica sensorial  como sucediera con la indispensable Psicosis de Alfred Hitchcock (1960), la cual también aprovecharía las ventajas del blanco y negro cuando el apretado presupuesto no permitía rodar a color. Empero y paradójicamente a lo que la mayoría de los espectadores pudieran pensar este semblante vuelve a estas producciones más interesantes por las atmósferas que destilan, al tiempo que las dotan de un aire de cierto clasicismo.

Por supuesto tratándose de la primera cinta de The Beatles es imposible pensar que esta estaría despojada de algunos números musicales por lo cual encontramos piezas tan exquisitas y melodiosas como I Wanna Be Your Man, All My Loving, She Loves You, Tell Me Why o Can´t  Buy Me Love y por supuesto la potente y pegajosa A Hard Day´s Night, piezas musicales que se escribieron especialmente para la película y que corrieron a cargo en la dirección musical por el quinto Beatle George Martin, el genio detrás de los cuatro fantásticos. Ya casi para finalizar debo decir que la mayor virtud de la cinta es que esta rompe con lo que se venia haciendo en este tipo de filmes, por ejemplo contar con un guión bien estructurado, con una narrativa concreta que hace que incluso la inserción de los números musicales no se registren metidos con calzador; y lo más importante tal vez, que refleja de forma honesta las motivaciones y aspectos humanos de los cuatro protagonistas, llegando incluso a desmitificar sus figuras icónicas.

Aunque es imposible negar la influencia que también paradójicamente doto este film a la humanidad del cuarteto de Liverpool pues a partir de este punto los mismos de algún modo se convertirían en arquetipos de la cultura pop haciendo que Lennon siempre se percibiera como el rockero duro (aunque escribiera canciones tan melosas y hermosas como In My Life o Jealous Guy), McCartney como el tipo suave (y pensar que es el autor de Helter Skelter), Starr como el tipo desenfadado y Harrison como el sujeto misterioso y reservado. Ya casi para finalizar y como dato curioso diré que el titulo de la cinta se debió a que Ringo Starr comentó en algún momento que todo el día habían trabajado y que había sido un día duro (jajaja) y por supuesto también decir que la canción se escribió posteriormente a saber el titulo (jajaja) por lo cual tanto Lennon como McCartney escribieron esta en una sola noche. Finalmente diré que A Hard Day´s Night es un peliculón, sin exagerar y guardando los entusiasmos de un Beatlemaniaco como es su servidor, y es que esta cinta de Richard Lester (al cual admiro y odio a partes iguales por haber realizado Superman III) supo concertar de manera acertada ese tono de documental y ficción que no se había explorado anteriormente, al tiempo que la grandeza del relato recae sin lugar a dudas en capturar la escencia del grupo y saber retratar el momento que pasaba el mismo. Y por supuesto los creditos finales merecen una mención aparte por que estan llenos de creatividad.

Asi que estimado lector si usted a un no ha visto A Hard Day´s Night no pierda la oportunidad de descubrir esta clásico y presenciar el inicio del mito del grupo más grande de la historia.

video


No hay comentarios:

Publicar un comentario