jueves, 11 de agosto de 2011

DOCUMENTAL: CONCIERTO PARA GEORGE


TÍTULO ORIGINAL: Concert for George
DIRECTOR: David Lealand
MÚSICA: varios
FOTOGRAFÍA: Chris Menges
REPARTO: Eric Clapton, Joe Brown, Gary Brooker, Sam Brown, Jim Capaldi, Ray Cooper, Terry Gillian, Dhani Harrison, Olivia Harrison, Ringo Starr, Paul McCartney, Michael Kamen, Jeff Lynne, Tom Petty, Billy Preston, Ravi Shankar, Anoushka Shankar, Tom Hanks.
PRODUCTORA: Olivia Harrison y Michael Kamen.
GÉNERO: Documental.


“Cuando solía visitar a Harrison  en su casa después de cenar, George solía sacar un ukelele y tocábamos  alguna canción”
-Paul McCartney

Como ya he comentado con anterioridad, siempre he pensado que una de las mejores bandas de rock de todos los tiempos que ha existido es sin lugar a dudas The Beatles, esos genios musicales que durante casi una década revolucionaron a la industria aportando letras llenas de frescura, un humor bastante irónico  y sobre todo ritmos melódicos que se convertirían en himnos para varias generaciones. Por tal motivo el cuarteto de Liverpool ha traspasado el espacio musical para convertirse en un icono cultural que ha sido analizado hasta el cansancio en diversos ámbitos como el musical (obviamente), social y por supuesto a nivel ideológico, de tal manera que trabajos documentalistas han diseccionado y analizado el por que la banda inglesa es ya un referente cultural, (Aprovecho la ocasión para comentar que estoy ansioso por que se estrene el próximo mes de octubre el trabajo audiovisual que Martin Scorsese realizo para la HBO llamado Living in the Material World: George Harrison, 2011).

El hecho es que Concierto para George es una celebración a la vida y obra de Harrison, motivo por el cual Eric Clapton (otro de los magníficos músicos en activo y amigo del ex beatle) junto a la mujer de este y su hijo Dhani, organizaron este inolvidable concierto en el Royal Albert Hall en el cual músicos de la talla de Tom Petty, Jeff Lynne (compañeros del proyecto alterno Traveling Wilburys), Billy Preston, Paul McCartney o Ringo Starr, rinden tributo a Harrison tocando nuevas versiones de las canciones más emblemáticas de este como Give Love (Peace on Heart), Here Comes the Sun, Taxman, Isn´t It a Piti (acojonante Billy Preston), While My Guitar Gently Weeps, My Sweet Lord, entre otras lo que hace que el espectáculo cuente con el balanceo perfecto de nostalgia y emotividad, ya que algunos temas pertenecen al catalogo de The Beatles y por supuesto muchas más a las de Harrison como solista.

Pero bueno, esta ocasión quiero compartir con ustedes un material que si bien podría considerarse como un concierto, este documenta de muchas formas la importancia que tuvo la figura de George Harrison tanto dentro como fuera de The Beatles, siendo el miembro más enigmático (al menos para un servidor) conservando siempre un bajo perfil, el cual durante años vivió bajo la sombra de Lennon y McCartney guardando infinidad de buenas canciones (no pueden negar que los temas Something y Here Comes The Sun eran de lo mejor del album Abbey Road de 1969) quien después de la disolución del grupo supo canalizar toda su creatividad convirtiéndose tal vez en el ex beatle más exitoso en solitario, cosa que se refleja en su épica placa triple All Things Must Past de 1970.

De verdad que vislumbrar el concierto es una delicia para cualquier melómano que guste de la buena música (su servidor no se considera un musicólogo pero el espectáculo te deja con la piel de gallina cuando ves tanto talento reunido tocando en vivo) y es que el espectáculo se encuentra bien balanceado gracias a una estructura que se divide en tres actos, el primero con una duración de casi una hora corre a cargo de Anoushka Shankar (hija de Ravi Shankar viejo amigo de Harrison quien tocara con este en el Concierto de Bangladesh) la cual interpreta Your EyesThe Inner Light junto a Jeff Lynne, posteriormente Arpan, composición de Ravi para cerrar el apartado de música indú. A continuación el respetable puede presenciar un espectáculo intermedio que da paso a los miembros de Monty Python quienes despliegan su ácido y fino sentido del humor en dos actos (los cuales hacen que el respetable se destornille de la risa), para cerrar con el concierto del cual Eric Clapton funge como director musical.

Ahora bien en las labores de director, el trabajo audiovisual corre a cargo del impersonal David Lealand (del cual puedo decir que este es su mejor trabajo) quien dota de ritmo y fluidez al montaje de dicho espectáculo, además de que la puesta en escena se percibe correcta gracias a una escenografía sobria pero a su vez colorida la cual incluye una iluminación en tonos calidos la cual transmite esa comunión que viven músicos y  público con la obra del ex beatle. Por otra parte debo enfatizar que la dirección artística y musical que corre a cargo de Clapton es la indicada para dotar al concierto un balance perfecto entre los temas seleccionados, por lo que ni siquiera se extrañan temas como Cheer DownThis is Love o All Those Years Ago (favoritos de un servidor).

Pero sin lugar a dudas el punto climático y más emotivo de la presentación es cuando Paul McCartney entra a escena y después de haber interpretado For You Blue, se hace de un ukelele para comenzar a entonar los acordes de la mítica Something, no sin antes recordar una vieja anécdota la cual comparte con los presentes narrando que no hace mucho tiempo cuando este y George cenaban en su casa, después de la tertulia el propio Harrison usaba un ukelele para tocar alguna canción por el puro gusto de disfrutar de la música, momentos después y a mitad de esta excelsa pieza (something) el propio Eric Clapton entra a escena armado con una guitarra eléctrica para cerrar como se debe esta canción.


Finalmente debo decir que los performances de Ringo Starr (Photograph, Honey Don´t), Tom Petty and the Heratbreakers (I Need You), Joe Brown (I´ll See You in my Dreams) y Jeff Lynne son de lo mejor, sin olvidar al propio Clapton el cual acompaña en la mayoria de las canciones a sus colegas, al igual que Dhani Harrison.

Asi que estimado lector si usted es amante del buen rock, la buena música  y por su puesto del enigmatico George Harrison, no debe perderse este genial concierto, el cual lejos de percibirse maniqueo y hasta tendencioso en el afán de exaltar la figura del ex beatle, se descubre como un documento honesto que no busca otra finalidad que rendirle un humilde tributo a un gran artista. Por cierto he decidido añadir una especial dedicatoria en esta entrada a una persona muy especial a la cual quiero mucho, a Karen, esa hermosa chica que apareció de repente en la vida de un servidor para volver extraordinarias las cosas cotidianas, la cual provoca que me pierda en su mirada cuando charlamos y me contagia con su alegre sonrisa cuando me gasta una broma. Traviesa, sensual, inteligente, segura y otras veces misteriosa, Karen por momentos parece imposible pero cuando llega ese momento donde un simple abrazo surge o expresa aquellas experiencias o inquietudes que salen de lo mas profundo de su ser la vida toma  sentido.  

Es por este motivo que le dedico El Concierto para George, estupendo recital que contiene infinidad de hermosas canciones que hacen que me acuerde de ella cada vez que disfruto de dicho material, pero  en especial cuando  “Something” o  "Isn´t It a Piti"  aparecen en escena.  


video 

 

video



2 comentarios:

  1. Como amamamos a George, amamos también esta nota. Gracias por difundir este gran homenaje al genio inglés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los comentarios. Y por supuesto hay que difundir la buena musica como es la del señor Harrison. Saludos

      Eliminar