martes, 23 de febrero de 2010

CINE DE AUTOR: PROFUNDO CARMESÍ

TÍTULO ORIGINAL: Profundo carmesí (La danza de la muerte)
AÑO: 1996
DURACIÓN: 112 min.
PAÍS: México
DIRECTOR: Arturo Ripstein
GUIÓN: Paz Alicia Garciadiego
MÚSICA: David Mansfield
FOTOGRAFÍA: Guillermo Granillo
REPARTO: Patricia Reyes Spíndola, Daniel Giménez Cacho, Regina Orozco, Marisa Paredes, Julieta Egurrola, Rosa Furman, Verónica Merchant, Sherlyn
PRODUCTORA: Coproducción México-España-Francia; Instituto Mexicano de Cinematografía / Ivania Films / MK2 Production / Wanda Films
PREMIOS 1996: Venecia: Mejor guión, mejor música y mejor escenografía
GÉNERO: Drama.


La mayor parte de la filmografía de Arturo Ripstein trata sobre el México marginado y esto no solo es exclusivo de éste director, por lo general la mayoría de creadores mexicanos abordan este tema por cierto bastante manido, lo que ha provocado, por lo menos en mi persona una flojera hacia este tipo de cine.

Sin embargo Ripstein es más inteligente y usa como pretexto la condición social, cultural, etc. para adentrarse en los rincones más oscuros del ser humano, retratando a personajes con ciertas patologías o quebrados psicológicamente.

El ejemplo más claro es éste título, en Profundo Carmesí encontramos a Coral Fabre (Regina Orozco) una mujer obesa con baja autoestima, su profesión es la de enfermera. Cuenta con dos hijos, una niña de nueve años aproximadamente y un varón de cinco.

La Gorda, como ella siempre se llama, cierta noche revisa el periódico y encuentra una sección para conseguir pareja. Ahí conoce a Nicolás Estrella (Daniel Jiménez Cacho) un “galán” de descendencia española que busca una buena mujer, por lo que Coral (Orozco) le envía una carta para poder conocerse.

Nicolás (Jiménez Cacho) recibe la carta, en ese momento nos damos cuenta que éste es un vividor, el anuncio en el periódico sirve para contactar a mujeres solas, a las que roba después de algún encuentro sexual. Además de que Nicolás tiene un trauma, su calvicie, la cual esconde con el uso de pelucas.

Tiempo después éste par se conoce, el hombre como es de esperar utiliza a la mujer y le roba. Pero lo que no se espera Nicolás es que se ha metido con una mujer obsesiva, celosa y trastornada, que cree estar enamorada y lo que es peor, ya no podrá deshacerse de ella.

En este momento de la trama comienzan a suceder acontecimientos bastante perturbadores, Coral chantajea a Nicolás pues ha descubierto que éste es un embaucador y lo obliga a permanecer junto a ella, incluso se deshace de sus hijos regalándolos a un hospicio para estar al lado del hombre que “ama”.

Asi ambos inician un viaje de autodestrucción, ya que crean una relación de co dependencia, los dos son seres con vacíos emocionales, su única propósito es permanecer juntos.

Asi mismo el par visita a las mujeres que le han escrito a Nicolás, con el fin de obtener ganancias económicas, estos se presentan ante ellas como hermanos sin embargo cuando Nicolás comienza a relacionarse con las víctimas, Coral entra en un arranque de celos por lo que asesina a las mujeres.

El primer asesinato a manos de Coral sorprende a Nicolás quien no entiende el proceder de la enferma mujer, empero conforme van adentrándose en cada crimen ya no hay marcha atrás para ambos, culminando en una secuencia bastante cruenta y dolorosa emocionalmente, de verdad el cierre de la cinta logra trastornar al presente.

Aunque debo acotar, que la resolución no se da de manera arbitraria, ya que ésta es bastante lógica de acuerdo a lo que se venía esbozando durante el desarrollo de la cinta.

Hay que mencionar que la cinta de Ripstein esta bien contada, el ritmo es pausado pero fluido, asi mismo aunque presenciamos los asesinatos que comete éste par, en ocasiones estos no se perciben tan feroces, pero instituyo que se plantean de ese modo para que cuando lleguemos al cierre, este se sienta como un balde de agua fría.

Por otra parte debo resaltar la puesta en escena, ya que la cinta aunque no goza de mucho presupuesto, se nota que esta bien empleado para recrear la época en la cual transcurre la historia, los años cincuenta. Además que cuenta con una acertada fotografía.

Otro punto favorable sin duda son las interpretaciones de los actores principales, éstos componen seres patéticos y repugnantes, al mismo tiempo que la cinta goza de bastante humor negro.

Es de agradecer que esta cinta no caiga en los tópicos del cine nacional contemporáneo, el cual insiste en retratar a una sociedad decadente, por lo menos aquí se explora un tema más universal como lo es la locura, la violencia y sus consecuencias.

Profundo Carmesí es una aceptable road movie, por momentos me recordó a cintas como Asesinos por Naturaleza (Oliver Stone, 1994) y Kalifornia (Dominic Sena, 1994) con las cuales comparte características, más sin embargo no tiene nada que pedirles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada