sábado, 21 de septiembre de 2013

BALAS SOBRE BROADWAY de Woody Allen

Título original: Bullets over Broadway
Año: 1994
Duración: 99 min.
País: Estados Unidos
Director: Woody Allen
Guión: Woody Allen & Douglas McGrath
Música: George Gershwin
Fotografía: Carlo Di Palma
Reparto: John Cusack, Dianne Wiest, Chazz Palminteri, Jim Broadbent, Rob Reiner, Harvey Fierstein, Mary-Louise Parker, Jennifer Tilly, Tracey Ullman, Joe Viterelli, Jack Warden, Debi Mazar
Productora: Sweetland Films / Miramax International
Género: Comedia.




David Shayne (John Cusack) es un escritor de novelas que no ha tenido éxito con sus obras para ser adaptadas al teatro, esto porque las mismas son demasiado personales e “intelectuales”, de ahí que nuestro amigo pase por ese periodo oscuro que todo sujeto enfrenta cuando se dedica a crear algún tipo de arte (aquí quiero aprovechar para hacer un pequeño paréntesis pues su servilleta quien esta inmiscuido en eso de la creación artística comprende que hay infinidad de factores que muchas veces no dejan que la obra del autor vea la luz en recintos “oficiales” destinados por el propio Estado los cuales darán legitimidad a lo que ahí se exhibe, pues ya sea por incomprensión de los jurados, mafias e incluso el ego del mismo creador, el proceso de llevar la obra a la luz resulta muchas veces infructuoso y lacerante; habiendo dicho esto continuo). De ahí que cuando nuestro taciturno protagónico está a punto de perder toda esperanza para seguir fiel a su visión personal sobre la dramaturgia y ver adaptada alguna obra suya, a David le llega un rayo de esperanza cuando su representante le comunica que hay un sujeto que está interesado en llevar a cabo su última obra.
Solo hay un pequeño detallín (jajaja), el sujeto es ni más ni menos que Nick Valenti (Joe Viterelli) el capo más poderoso de la ciudad, empero y por si esto fuera poco (pues David no le puede decir que no pues eso significaría que su cuerpo apareciera en algún canal de Manhattan) la única condición que ha puesto Valenti para financiar la obra es que le den un papel a su “querida”, la enfadosa y no menos castrante Olive (genial Jennifer Tilly), bailarina exótica que no cuenta con la menor idea (y aptitudes claro) sobre los requerimientos que se necesitan para actuar en teatro. Total que David (Cusack) pasa por alto estas cuestiones (bueno la segunda no tanto) pues su deseo de triunfar en Broadway es más grande que estas vicisitudes y se anima a juntar al reparto para su obra.
 
Sin embargo este emocionante inicio será solo el comienzo del calvario que David sufrirá, pues entre batallar con los egos de estrellas en decadencia como Helen Sonclair (Dianne Wiest apoderándose de cada escena en la que aparece) con quien surge un amorío platónico, o Sheldon Flender (Rob Reiner) un actor británico con problemas de compulsión alimenticia, David también tendrá que enfrentar los caprichos de Olive, quien al ver que su papel es en demasía reducido le exige reescribir la obra (jajaja), y si a esto aunamos que la dichosa bailarina convertida en actriz siempre está acompañada de un matón llamado Cheech (Chazz Palminteri haciendo lo que mejor sabe) el cual tiene como propósito hacer que se haga la voluntad de la mencionada por órdenes de su jefe (y quien por azares del destino terminara modificando la obra, jajaja no es broma), pues ya sabrán, el proceso de llevar la obra a buen puerto parece casi imposible.  
 
Definitivamente y sin temor a equivocarme puedo decir que Balas Sobre Broadway es quizá una de la cintas más redondas de Allen, y decir eso ya es bastante difícil cuando el autor tiene en su filmografía magnificas obras como Interiores (1978), Annie Hall (1979), Manhattan (1979) o más recientemente Match Point (2005) por mencionar solo algunas, pero lo que hace de esta cinta una joyita además del diseño de arte (por supuesto que nos muestra un exquisito artdeco) es la facilidad con la que Allen despliega toda sapiencia en varios terrenos como son las bellas artes y por su puesto el que hacer narrativo del medio audiovisual como es la cinematografía (o como diría mi buen amigo Juan Pablo, el buen Woody ya tiene los aspectos cinematográficos bien masticaditos por lo que cualquier cosa que haga ya es garantía).

Y lo mejor y como siempre sucede en la obra de Allen, esta se percibe honesta, despojada de cualquier grandilocuencia (aunque es imprescindible conocer las referencias que el autor nos va presentado para disfrutar en su totalidad el film) por lo cual se vuelve accesible; es por eso también que Balas sobre Broadway se puede descubrir como ese amor que el director neoyorkino le tiene al teatro (retratar en forma de comedia el proceso creativo del montaje de la obra además de hallarse puntual, de igual manera desprende varias , no es casualidad que los personajes se descubran humanos y por supuesto es inevitable también percibir que el autor se interesa por ellos. Es así pues que todos gozan de cierto encanto y motivaciones, desde las aspiraciones de triunfo de un inocente David (un acertado y carismático Cusack que dota de personalidad a su personaje), el cual ira perdiendo poco a poco la fidelidad en sí mismo y su obra con tal de obtener éxito (al final su texto queda totalmente despedazado pero obtiene el éxito comercial), lo cual por supuesto hace que este se cuestione sobre la verdadera valía del arte y su como este es decodificado por las masas.
De ahí que el discurso que plantea Allen se descubra bastante incisivo pero a la vez lúcido, pues las aristas que el autor de Annie Hall esboza hace que varios aspectos sobre el quehacer artístico se presenten no solo como esa exposición mediática de los aspectos positivos y los no tan agradables del mainstream, si no que exhibe de manera acertada lo complejo que es ese micro universo llamado arte (en este caso el del teatro) y la materialización del mismo. Por otra parte y reforzando la misma tesis, los demás personajes trabajan como piezas de reloj y redondean el relato, como el que realiza de forma impecable Dianne Wiest, materializando a un estrella en decadencia (o como las mujeres cuando llegan a cierta edad son discriminadas para papeles protagónicos), pero definitivamente el que le da esa exquisita y creativa vuelta de tuerca tan original es el del personaje de Cheech que interpreta magistralmente Chazz Palminteri (cuando descubran que hace con el personaje de Jennifer Tilly no podrán dejar de reír, cuando descubrimos que nuestro osco matón no es tan indocto como parece y tiene una sensibilidad con la que David esta desprovisto, por lo cual y ya inspirado y en complicidad del segundo termina por reescribir de la obra de este convirtiéndola en un éxito.
Así que estimados lectores sin decir más pues no existen palabras para describir lo divertida e inteligente que resulta el visionado de esta comedia, solo puedo decir que si no han visto Balas Sobre Broadway de verdad no dejen pasar la oportunidad de descubrir esta delicada obra, la cual además de contar con un guion excepcional, tiene excelentes actuaciones, una puesta en escena como pocas (la fotografía de Carlo Di Palma es preciosa) y una banda sonora igual de bella que hacen de esta cinta de Allen uno de sus mayores logros cinematográficos. 
video
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada